El aire de la Sabana de Bogotá es más contaminado que el de Soacha

Un reciente estudio realizado por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR, indica que los municipios de Sabana Centro y Occidente son los más afectados por contaminación del aire.


De acuerdo con el estudio, realizado gracias 19 estaciones de monitoreo, adquiridos por la Autoridad Ambiental que miden parámetros como partículas menores a diez micras, partículas suspendidas totales, óxidos de azufre óxidos de y gases efecto invernadero, se pudo establecer una categorización de los municipios y las regiones que evidencian más volumen de contaminación, así como sus causas principales.

Es así como se determinó que en la Sabana Centro, la de mayor afectación en su calidad del aire, recibe el equivalente a 17 mil ochocientas toneladas de material contaminante, y en donde Nemocón, aporta el 42.24%de Partículas Suspendidas en el aire, 8.03% ; seguido de Cógua con 33.42% y Zipaquirá con un 30%.

En la sabana occidente, también se documentaron durante el último año, impactos considerables en la calidad del aire, especialmente en Mosquera el municipio que más genera emisiones de Partículas Suspendidas en el aire (hollín, humos, cenizas) equivalentes a 326 ton/año (es decir 21 volquetas de basura), Partículas Menores a 10 micras (causantes de cáncer de pulmón, de problemas respiratorios agudos) equivalentes a 59 ton/año; y gases efecto invernadero causantes del cambio climático como monóxido de Carbono y Óxido de Nitrógeno, (32 ton/año) y (205 ton/año), respectivamente.

Igualmente Cajicá se reporta un alto volumen de emisión de partículas menores con un 75.56% de las emisiones de Partículas Menores a 2.5 y del 43.6% de Monóxido de Carbono.

Otra zona de Cundinamarca de evidente afectación en su calidad de aire, corresponde a los municipios de Soacha y Sibaté, poseen una gran diversidad de industrias y procesos, cuyas emisiones contribuyen al deterioro de la calidad del aire en su entorno ambiental.

Este estudio fue realizado por el Laboratorio Ambiental, de la CAR, que cuenta certificación del proceso de toma y análisis de muestra, bajo la norma ISO 17025, lo que garantiza la calidad y confiabilidad de los datos

Para la CAR, el monitoreo de las diferentes variables ambientales es una prioridad como se confirma en las inversiones que para el año anterior fueron de $ 4.000.000.000 y para el año 2015 se tienen previstas inversiones por más de $ 4.500.000.000 para mejorar la vigilancia de la calidad del aire en su jurisdicción (calidad del aire, monitoreo de fuentes fijas, monitoreo de ruido, actualización de inventarios y control de emisiones de fuentes móviles)