La fuerte reacción fue porque la policía de tránsito cerró el cruce del Altico, el cual había sido habilitado recientemente por el alcalde.

 Visiblemente molesto, el alcalde Juan Carlos Saldarriaga fue contundente y dijo que la Policía de tránsito no puede hacer en Soacha lo que le plazca.

“Esta semana habilitamos este cruce para todos los soachunos y vemos que la policía de forma arbitraria, por encima del alcalde y de todo el mundo, cree que manda. Vienen y cierran el cruce porque les parece, sin consultar con la administración municipal. Mi rechazo contundente porque la policía de tránsito no puede ser una rueda suelta en Soacha, he tratado de hacerlo por las buenas, pero no ayuda, cree que se manda sola; todo mi rechazo porque los policías de tránsito no pueden hacer lo que les plazca en mi territorio, estaré actuando con contundencia también”, dijo el alcalde.