El aporte de un zootecnista, geógrafo y comunal para el Concejo de Soacha

Más de 30 años viviendo en el sector de San Mateo de la comuna cinco, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio donde reside, zootecnista y geógrafo de profesión, con maestría en Estudios Regionales, y actual  contratista de la Secretaría Distrital de Planeación. Se trata de Humberto Hernández, una persona sencilla, capaz, preparada y con mucha ilusión de llegar al Concejo de Soacha.

Humberto Hernández Hernández es un soachuno adoptivo que a pesar de sus estudios y cargos, nunca ha abandonado el municipio.  Llegó a Soacha en 1983 cuando apenas arrancaba la urbanización San Mateo. Sus estudios de primaria los hizo en la Escuela Bolivariana (hoy sede del Sena), y luego pasó al  Colegio Departamental integrado de Soacha, donde concluyó el bachillerato.  

Posteriormente, gracias al apoyo de su padre y a un crédito con el Icetex, estudió  zootecnia en la Universidad Agraria en Bogotá, profesión que ejerció durante 10 años. Luego ingresó a la Universidad Nacional a estudiar Geografía, carrera que le permitió conocer el  país y acercarse al tema ambiental.  “Gracias a esta área y a que fui juicioso, me gané una beca para hacer  un postgrado en México.  En la geografía siempre me gustó la parte  regional, un tema en el que insistía mucho el maestro Orlando Fals Borda, por eso hice la maestría en Estudios Regionales en el Instituto Mora de México, gracias a Dios hoy estoy ejerciendo lo que estudié y eso me tiene muy feliz”, replicó Humberto.

¿En este momento qué hace?

Soy contratista en la Secretaría Distrital de Planeación, estoy en el observatorio cuya finalidad es mirar a Bogotá y a los municipios de su entorno como una región, tener indicadores de cómo se comporta ya que no funciona como un área metropolitana, pero sí tenemos muchas relaciones con la capital y con el resto de municipios vecinos.  Medimos mucho y yo me encargo de tener indicadores para saber cómo está el tema ambiental en nuestra región Bogotá.  

Además  me desempeño como presidente de junta de acción comunal de San Mateo, entonces digamos que ahí viene mi otra pasión o faceta, que es el tema social, político y comunitario.

¿La experiencia comunal desde cuándo viene?

Entré muy joven a la junta de acción comunal de mi barrio, eran los años 90, me gustó mucho el trabajo.  De ahí me fui a la parroquia del barrio a trabajar y creo que esos dos trabajos me catapultaron para ser edil de la primera cosecha que hubo en el municipio en el periodo 2000-2003.

¿Con quién y dónde  vive?

Soy casado y tengo una hija, con ellas vivo en San Mateo, además aquí en Soacha están mis padres y una especie de capital social, no en función electoral, sino por las amistades y el entorno  que me hacen sentir bien.

Entiendo que por allá en el 2003 usted fue candidato al Concejo. ¿Por qué le llama la atención lanzarse de nuevo?

Los que entramos en este tema político tenemos como un animalito por allá por dentro que no nos deja, y sin ser tan filosófico, creo que la vida es muy corta y uno tiene que hacer lo que piensa que es bueno y aportar a las personas. Creo que es un camino y una opción que tengo, y estoy seguro que esta vez tiene que ser porque dentro de 4 años uno no sabe, la vida tiene sus altibajos. Quiero hacer una carrera política en el municipio y creo que es la hora de empezar.

¿Qué le llama la atención de estar en el Concejo?

Tengo una formación técnica que puede aportar,  principalmente a mi municipio. Es como la razón social por la cual uno estudia, porque hay que aportarle a la sociedad; claro, uno no vive de eso, pero tiene que aportar, entonces desde ahí podría  ayudar mucho y sobre todo en el tema de control político, que es la principal función de un concejal.

También hay que hacer propuestas desde la iniciativa propia  y canalizar las que uno  le escucha a los ciudadanos, a los empresarios, a las personas,  pues uno puede recogerlas para que  aporten a la administración municipal.

¿Qué propuestas concretas tiene para desarrollar desde el Concejo?

Una es  el tema de ordenamiento territorial, ahora que tenemos fechas de socialización de esa herramienta tan importante para el municipio, que es el POT, hay que velar para que cuidemos nuestros  cerros tutelares, no podemos darnos el lujo de seguir permitiendo que se nos vaya la vivienda informal para allá y lo que eso le implica al municipio, la inversión tan costosa de ponerles un acueducto, un alcantarillado. Esto no puede seguir  pasando. 

Hay que conservar el patrimonio cultural, natural; ustedes publicaron una nota que en las áreas rurales se siguen encontrando vestigios arqueológicos, hay que cuidarlos y no permitir que los sigan dañando, como ha pasado hasta el momento.  Entonces es una propuesta clara, evitar el crecimiento desordenado que nos acarrea un hueco fiscal terrible.

El otro tema es la  cultura ciudadana, lo digo porque todos los días voy a Bogotá en Transmilenio y veo que como ciudadanos debemos trabajar más en la forma de usar las plataformas de transporte.  Cómo es posible que a un anciano, un niño, a una mujer embarazada los maltratemos por el hecho de querer llegar primero a sentarnos.  En cultura ciudadana le voy a apostar todo para que de verdad Soacha sea un municipio que brille por eso, para que  seamos unos buenos ciudadanos.

Además de los tres pilares anteriores, Humberto Hernández quiere trabajar el tema de los empresarios porque considera que Soacha es una ciudad con una característica empresarial. “Está  el mediano, pequeño y micro, desde el tendero más pequeño hasta quien tiene su empresa, su gimnasio, su microempresa, a todos  tenemos que cuidarlos, incentivarlos, hacer el esfuerzo para que  accedan a créditos y capacitación,  hay que trabajar en conjunto con las cámaras de comercio, con Acopi y los gremios para que ellos se queden y generen más empleo,  y eso va a evitar que se nos vaya  tanto soachuno a Bogotá a armar mas caos y mas congestión.

Humberto Hernández Hernández es candidato al Concejo de Soacha  por la Coalición Soacha Humana, UP, Rubic, Polo Democrático y la Colombia Humana con el Número 13 en el tarjetón.

cargando...