Como si los cierres viales de cada domingo o festivo no fueran suficientes, ahora las autoridades de tránsito cierran a su antojo uno de los carriles de Transmilenio para supuestamente ‘agilizar’ la movilidad de los viajeros y demostrar una vez más que Soacha es tratada como ‘la cenicienta’ a la hora de tomar medidas de este tipo.


Transmilenio se entregó a finales de diciembre y apenas había pasado una semana cuando las autoridades decidieron cerrar uno de los carriles para facilitarles la entrada a los viajeros en el puente de Reyes. Ayer de nuevo ocurrió lo mismo en una troncal que no fue construida para tal efecto, ya que hay pasos demasiado angostos donde se corre el riesgo de accidentes entre los articulados y los automóviles particulares.

“El problema es que aquí no hay autoridad, la Policía y Transmilenio hacen lo que se les da la gana porque ni el alcalde ni el Director de transporte dicen nada, entonces la fácil es tomarse un carril del sistema porque ellos solo piensan en los viajeros, pero nunca en el millón de personas que vivimos aquí en Soacha”, argumentó Ana Cecilia Martínez, residente en la comuna cinco.

“Lo triste de esto es que sólo en Soacha se toman los carriles de Transmilenio para que los viajeros de Bogotá lo invadan. Ni en la Autopista norte, ni en la 80, ni en la Caracas ha pasado eso. Hasta donde yo se la norma dice carril exclusivo, pero en ningún lado menciona ‘excepto Soacha´”, agregó Gerardo Molina, habitante de León XIII.

Lo peor del caso es que el mantenimiento de las losas está a cargo del municipio, lo que indica que el alto flujo de automóviles por el carril exclusivo lo único que le deja a Soacha son pérdidas a futuro porque toda la reparación de la troncal debe salir del presupuesto municipal.

“¿Dónde está el alcalde?, ¿dónde está el director de transporte?, porque los dos son cómplices de esta medida tan absurda. Se supone que para utilizar el carril se debe contar con el visto bueno de varias autoridades, dentro de ellas las de Soacha, pero aquí parece que Nemocón y su secretario de transporte sólo defienden intereses personales, nunca los de la comunidad”, puntualizó Andrés Villamor, residente de la comuna tres.

Si bien es cierto habilitar uno de los carriles de Transmilenio puede facilitar la movilidad de los viajeros que entran a Bogotá, la medida es excluyente y nociva para Soacha. Es la única troncal del sistema que se utiliza para tal fin y se debe tener en cuenta que cuando se fracturen las losas, es el municipio quien debe responder. Además, como dicen muchos habitantes de la ciudad, el problema del trancón no es del municipio, es la nación la que debe garantizar la movilidad de los viajeros, pero no a costas de los habitantes y la comunidad de Soacha.

El mismo Brigadier General Carlos Mena, Director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, aseguró que la decisión de habilitar la calzada exclusiva se concertó con las autoridades de tránsito y transporte del Distrito, con Transmilenio y con las autoridades de Soacha, medida que no cayó bien entre la gente del municipio, pues considera que esto generará un impacto negativo para los usuarios, quienes desde que empezó a operar Transmilenio han podido reducir los tiempos y los costos de su desplazamiento a Bogotá.

Según las estadísticas de la Policía de tránsito, ayer se presentó un alto flujo vehicular por la Autopista Sur, aproximadamente 60 vehículos por minuto pasaron por Soacha.