La frase fue pronunciada este fin de semana por el alcalde Ernesto Martínez en su visita a uno de los sectores más olvidados de la comuna cuatro del municipio de Soacha.


contralor-5.jpgEl primer mandatario respondió así a los rumores que argumentaban la falsedad de la legalización, y reiteró que una vez se cumplan los requisitos de ley, el barrio se legalizará. “Tan pronto se tengan las obras de mitigación y se concluya el estudio de riesgo que adelanta Ingeominas, procederemos al proceso de legalización”.

El tema se trató en la reunión realizada el pasado sábado en el salón comunal del barrio la Capilla ante un buen número de personas, al tiempo que se habló de otras obras relacionadas con el desarrollo pp-46.jpgdel sector.

Inicialmente el alcalde Ernesto Martínez abordó el tema de los trabajos de mitigación que se realizan para contrarrestar el peligro por deslizamientos y derrumbes, cuya inversión actual asciende a 450 millones de pesos, aunque dijo que lo ideal es elevar el presupuesto a unos $1.300 millones para hacer una obra más completa, para lo cual se está gestionando la consecución de los recursos. El mandatario llamó la atención a la comunidad y pidió hablar con los propietarios de aquellas viviendas que deben desocuparse por encontrarse en zonas de alto riesgo para poder continuar con los trabajos, ya que hasta ahora se ha avanzado sólo en un 20%. “Tenemos dificultad con dos familias que se niegan a salir, lo que originó una acción de tutela donde el juez ordenó al municipio la relocalización de esas familias, es decir su traslado, si es el caso por la fuerza. Entonces les pido que hablen con ellos, nos ayuden a persuadirlos y hagamos las cosas más fáciles para que esto se resuelva de una manera amigable”.

El alcalde explicó además que hay familias que ya están recibiendo el subsidio de arrendamiento, y ante la queja de la tramitología y demora en el pago de los mismos, se comprometió a realizar esta semana una reunión con la directora de apoyo a la justicia para resolver inquietudes y tomar medidas que agilicen el pago de este dinero. Anunció que las familias que necesiten traslado definitivo se ubicarán posteriormente en el proyecto denominado “El Papiro”, pero mientras tanto se les ayudará con el subsidio.

El mejoramiento de la calle 12 que conecta al barrio con la autopista sur, también fue tema de la reunión. El secretario de Infraestructura Pastor Humberto Borda se comprometió a extender, entre lunes y martes, 40 viajes de recebo para mejorar el aspecto de la vía; los trabajos se iniciarán en el salón comunal y posteriormente, en una segunda etapa, se aplicará fresado para darle mayor estética y durabilidad. “Otra buena noticia es la construcción del colector Cazucá, el cual recogerá las aguas lluvias desde la parte alta hasta la autopista, para ello se gestionó con la Empresa de Acueducto de Bogotá la suma de 36 mil millones de pesos; se construirá también el alcantarillado de aguas residuales para resolver de una vez por todas el problema en esta zona”, expresó el funcionario.

En la reunión con la comunidad de la Capilla además se habló de la posibilidad de llevar la red de agua potable, obedeciendo al compromiso de la alcaldía y la E.A.A.B., plan que ya comenzó en Santo Domingo y varios barrios de la comuna cuatro. Sin embargo el alcalde insistió en que lo primero que se debe hacer es legalizar el barrio, para lo cual deben concluirse las actuales obras de mitigación y adelantar el estudio de suelos por parte de Ingeominas y del mismo Ministerio de Ambiente. En este punto el director de participación comunitaria, Juan Pablo Piranquive, expresó que recientemente se visitó la zona para comenzar el mencionado estudio y solicitó a la comunidad colaboración con el suministro de información para que los resultados se entreguen en el menor tiempo posible.

El tema del desarenador también se trató y quedó el compromiso de optimizar sus condiciones actuales para un mejor funcionamiento, pero el alcalde dijo que ya se está trabajando con la Empresa de Acueducto de Bogotá en la construcción de uno nuevo que garantice el paso de aguas residuales sin basura, desechos ni piedras para que no se tape el alcantarillado. “Nos comprometemos también a conseguir el lugar para resolver el tema de los desechos y residuos que arroja el desarenador; ya hemos hablado con la Car para que no hayan más excusas sobre este tema”.

Martínez habló además de las canteras y manifestó que se está haciendo un inventario entre la Car y la secretaría de Planeación municipal para intervenirlas y ajustarlas a las normas con el fin de evitar más contaminación y en algunos casos deslizamientos.

Martínez recorrió el barrio y evidenció de cerca la problemática de sus habitantes

arte-1.jpgComo nunca antes un mandatario lo había hecho, el alcalde Ernesto Martínez hizo un recorrido por todo el barrio la Capilla con el fin de percibir de cerca la problemática que la comunidad afronta.

Luz Mery Enciso, presidenta de la Junta de Acción Comunal de barrio, expresó su satisfacción por la visita del alcalde, del secretario de Infraestructura y del director de participación comunitaria, y más aún del recorrido que durante cerca de dos horas se hizo por determinados sitios donde se evidencia problemática como zonas de alto riesgo de

Infografía Nueva Esperanza-Codensa

Infografía Nueva Esperanza-Codensa

derrumbes y deslizamientos, pésimo estado de las vías, “hueseras” clandestinas y hasta un parque recreativo olvidado que representa un mito al delito para los habitantes del sector.

El mandatario mostró su buen estado físico y al lado de un numeroso grupo de personas conoció de cerca lo que estos habitantes tanto reclaman. Sin embargo dijo que el barrio tiene una vista agradable, pero que es necesario corregir cosas que quedaron plasmadas en los compromisos adquiridos en la reunión, y que la administración municipal tiene plena disposición de ayudar.

Marcela Sánchez, habitante del barrio, dijo durante el recorrido que “es la primera vez que un alcalde hace esto. El ya ha venido dos veces aquí y nunca antes habíamos recorrido estas calles con un alcalde y sus secretarios, es algo importante porque así es que ustedes se dan cuenta de cómo vivimos. Ojalá quiera Dios que nos ayuden porque aquí sufrimos mucho”, concluyó esta humilde residente de la Capilla.