Vías de hecho son las que tomarán los habitantes de Villa Clara si la administración municipal no presenta una solución oportuna a la compra o arreglo de un callejón que más que beneficiar a la comunidad la perjudica notablemente. La Secretaría de Planeación responde que el predio es privado y que por lo tanto no puede intervenirlo.


La inseguridad se está apoderando de la tranquilidad de los vecinos del barrio Villa Clara en la comuna dos, todo por cuenta de un callejón al que no le aparece un doliente que se interese en su adecuación y que, a pesar de servir como paso para los peatones que transitan por la carrera 10 entre las calles 17 A y 18, se ha convertido en foco de inseguridad por donde los atracadores han encontrado una vía de escape cuando cometen sus fechorías.

Muchos peatones utilizan este callejón para pasar desde el denominado “Parque del Ocho” hasta el Campo de los Locos, pero algunos se preguntan por qué si una persona va caminando por la carrera décima se estrella de frente con dos predios que se encuentran en medio de los espacios anteriormente mencionados, y por qué no se ha pavimentado toda la carrera décima para no tener que utilizar un callejón y poder seguir derecho.

“Nosotros adquirimos estos terrenos aproximadamente hace 4 años con conocimiento que están sobre la vía, le pasamos el informe a Planeación para que nos dijeran si nos iban a comprar o si iban a hacer algo con respecto a la vía y al terreno. Ellos nos enviaron una respuesta y nos dijeron que ni para el 2010 ni para el 2011 tenían presupuesto para hacerla porque no era una vía principal. Cuando llegó la nueva administración nos dijeron que iban a hacer unos levantamientos topográficos pero hasta el momento no han hecho absolutamente nada”, explicó Carlos Sogamoso, dueño de uno de los predios en cuestión.

Vale la pena resaltar que mientras se soluciona este problema, la situación de inseguridad ha venido en aumento, dado que en este callejón no hay iluminación, lo cual facilita el accionar de los delincuentes en horas de la noche, bien sea para atracar o para consumir sustancias alucinógenas, pero esto no quiere decir que los atracos en el día no se realicen. Según comentan algunos habitantes, uno de los últimos casos reportados data del día miércoles, cuando dos menores de edad atracaron a dos estudiantes que salían de clases, robándoles algunos elementos que llevaban consigo, además de propinarle a uno de ellos una puñalada en uno de sus brazos.

“Estamos dándole a los delincuentes un pasillo para que pasen de un lugar a otro sin que la policía los pueda seguir, porque da la casualidad que si ahí queda un paso peatonal, ni patrulla ni motos pueden pasar, entonces cuando viene la policía tiene que subir hasta la doce, o bajar por el Campo de los Locos para coger la novena”, expuso Luis Fernando González, Presidente de la JAC de Villa Clara.

También hay que mencionar que en esta zona se encuentran ubicados colegios como el Cooperativo, el Departamental y el General Santander. Por tal razón, la comunidad está dispuesta a unirse con los dueños de los predios y exigirle a los entes administrativos que agilicen la gestión para adquirir los predios que separan la calle 17 y la calle 18, o para mejorar el paso peatonal que utiliza la gente; de no cumplirse ninguna de estas peticiones, la comunidad advierte que ellos mismos la cerrarán con el ánimo de evitar actos que atenten contra la integridad de una persona.

“Si la décima no se arregla, a nosotros nos conviene tener la vía cerrada para mejorar la seguridad de los transeúntes y de la misma comunidad, en el caso del atraco que se le hizo a los dos estudiantes, afortunadamente ese día estaban algunos funcionarios de la Alcaldía y pudieron comprobar que la inseguridad aquí se ha aumentado por ese callejón, ellos mismos fueron los que llamaron a la policía y afortunadamente se logró dar captura a los ladrones por los lados del estadio”, señaló González.

“Es un sector solo y destapado, no hay luz y sí hay un potrero, entonces para uno volarse de un atraco es muy complicado, sería muy bueno que colocaran iluminación, que alguien lo cuide, que abran la vía, o si no que lo cierren”, dijo Sergio Parada, habitante del sector.

“Prefiero que lo cierren a que lo dejen así porque están robando casi a diario, y son menores de edad los que atracan, chicos de 13 o 14 años, entonces digo que de no solucionar nada, es mejor que lo cierren porque queda un hueco ahí “, indicó Olmedo López.

Responde la Secretaría de Planeación

El Secretario de Planeación, Orlando Ramírez, manifestó que se está realizando un proceso de negociación directa con los dueños de los predios. Sin embargo, el problema radica en que estas personas están vendiendo las edificaciones a un precio muy alto, lo cual ha dificultado las negociaciones, pero sí dejó en claro que se prevé terminar la prolongación de la carrera 10.

“El terreno es privado y hace parte de dos predios, cuando existía el Colegio Cooperativo se les exigió que no construyeran allí, y efectivamente lo hicieron, pero el hecho de que estuvieran afectados en ese sentido no quiere decir que no se les respeta la propiedad privada, lo que tenemos que hacer nosotros es comprar”, declaró.

Referente al tema de la seguridad, el funcionario dijo que el terreno en su totalidad es privado y lo “que podemos hacer nosotros es exigirle a los dueños que si van a encerrar el terreno, que corran la cerca hasta el lindero del proyecto de Torres del camino, que es el conjunto de apartamentos que se están construyendo ahí, mejor dicho que no exista el callejón”, agregó. Además afirmó que ya es necesario realizar esta obra, para ello se debe apropiar el recurso dentro del presupuesto del próximo año.