Desde hace casi dos años los vecinos de este sector de la comuna uno esperan impacientemente que las autoridades municipales y departamentales tomen medidas frente a la problemática vial y de movilidad que se presenta a la entrada y salida del lugar, cuyos constantes incumplimientos han motivado una posible movilización sobre la Autopista Sur.


cortes-agua-soacha.1.jpg

En junio de 2009 la muerte de una mujer y sus dos hijos, luego de ser arroyados por un vehículo, desató la indignación de los vecinos del barrio, quienes de inmediato y de una manera enérgica exigieron la instalación de semáforos y la construcción de un puente peatonal que garantizara un paso seguro hacia el costado norte de la Autopista Sur.

En su momento el Alcalde José Ernesto Martínez se comprometió con los vecinos del barrio a gestionar las obras con el fin de construir allí un puente peatonal. A su vez el entonces Director Administrativo de la Secretaría de Tránsito de Cundinamarca, Juan Carlos Saldarriaga, anunció la instalación de maletines de concreto para controlar el paso de los peatones por el lugar. Sin embargo hasta hoy, cuando han transcurrido 21 meses desde aquel entonces, las promesas se quedaron en simples palabras porque ninguno de los trabajos ha iniciado.

“A raíz del accidente que sufrió la Sra. Luz Stella Nocua y sus dos hijos de 4 y 8 años, la Administración Municipal se comprometió a tener un puente peatonal ‘terminado’ para hace más de un años, pero estamos abril del 2011 y ni siquiera hemos visto el proyecto del mismo. Se instaló un semáforo pero actualmente se encuentra totalmente inservible, tirado a un costado de la vía y los delincuentes han ido desmontándolo poco a poco hasta el punto de dejarlo desguazado, sin cables y sin farolas”, explicó Iván Parra, Secretario de la JAC de Ducales I sector.

Y es que además de las obras, también se habló de la puesta en servicio de dos agentes de policía profesionales para que custodiaran el cruce de los peatones entre las 5am y las 9pm todos los días, sin embargo quienes permanecen de manera parcial son tan sólo dos auxiliares bachilleres que se ven en la obligación de controlar el tráfico de colectivos de servicio público, camiones, volquetas, buses intermunicipales y toda clase de automotores que a diario y con una alta afluencia circulan por la Autopista.

“La gente debe arriesgar su vida cruzando a su suerte, en horas pico se tienen que situar en la mitad de la vía para poder tomar un vehículo de servicio público, pues como no hay un control, los camiones se hacen a los costados de la Autopista e impiden que las personas esperen ahí su ruta. A eso debe sumársele el deficiente trabajo que cumplen los auxiliares, que las pocas veces que permanecen ahí se la pasan en una cafetería, hablando por celular o coqueteando con las muchachas del barrio. El semáforo que está fuera de servicio duró tan sólo 15 días después de que lo instalaron la primera vez, se dañó, lo repararon y luego un vehículo lo estrelló, desde ahí permanece en el suelo porque ni siquiera lo han levantado. La semana pasada volvió a ocurrir un accidente entre un automóvil y un peatón”, agregó Parra.

“Las tractomulas son parqueadas en los costados de la vía y la gente se ve obligada a salir a la mitad de la calle a esperar su transporte, en lugar de tener ese semáforo deberían haber iniciado con la construcción del puente porque esta es la salida de varios barrios, por aquí pasan los niños que se dirigen al colegio Juan Pablo II, a las fábricas y también esta es la entrada a la ladrillera, hay cruce de camiones y todo es un caos”, indicó Jeimmy Guzmán, habitante de Ducales.

“Es un riesgo constante, muchas veces la gente va pasando y los policías dan vía, entonces en algunos casos los accidentes se ven por culpa de los mismos auxiliares. La peligrosidad es constante, se había hablado de hacer un puente peatonal pero no se han visto resultados de nada”, expresó Rosa Becerra, comerciante del barrio.

Por iniciativa de los mismos habitantes de Ducales y como consecuencias de estas inconformidades, se pretende hacer llegar a la Administración Municipal un llamado de atención este miércoles cuando se radique una Acción Popular, que será el último mecanismo para hacer cumplir las promesas hechas anteriormente, pues ya han sido varios los Derechos de Petición interpuestos por la comunidad, pero aún no hay resultados.

“No queremos llegar a las vías de hecho, pero ya no tenemos ninguna otra alternativa, realmente ya estamos cansados y necesitamos hacer algo para solucionar esta situación que es insoportable. Si no hay un pronunciamiento al respecto, el domingo vamos a estar haciendo una manifestación en la Autopista Sur”, finalizó el Secretario.

Artículos relacionados: 4

20