Lo que por muchos años fue un anhelo constante para la comunidad, ahora es un gran dolor de cabeza para los habitantes de este barrio de la comuna tres. Cada casa de Olivos II tiene su red de agua potable instalada, pero el problema ahora es que no hay plata para cancelar el medidor.


Recientemente la Empresa de Acueducto de Bogotá hizo entrega del proyecto que un año atrás dio inicio con el fin de resolver el problema de alcantarillado y agua potable en la zona, trabajos que son la base para cumplir el sueño de los habitantes de este sector: la pavimentación.

“Se resalta la ejecución del alcantarillado de aguas lluvias, aguas negras y en este momento se puede decir que finalizó la instalación de las redes de agua potable con los respectivos medidores en cada predio; esto nos da una posición frente a que con Olivos I sector somos los únicos que al cien por ciento tenemos la infraestructura que nos permite contar con proyectos serios de pavimento. Ahorita estamos a la espera de unos recursos que dispone la Alcaldía Municipal, según nos informó el ingeniero Guido Covelli, para que en 2013 se pueda ejecutar la pavimentación que abarcaría la transversal 13 y la 13 C; con este proyecto sería un gran avance”, cuenta José Guillermo Mendoza, presidente JAC Olivos II sector.

Según la comunidad, la única dificultad que se les presenta al terminar el proyecto es el cobro exagerado del medidor del agua, ya que en la reunión del pasado 14 de julio les notificaron un costo aproximado de $600.000 mil pesos por vivienda; los habitantes en conjunto piden una pronta solución debido a que los recursos económicos de muchos les impide aceptar tan elevado precio, piden que se cumpla el aproximado inicial que era de $400.000 mil pesos por predio.

“La instalación del servicio de agua potable y alcantarillado es importante para el servicio de nosotros y de la comunidad, pero nos acompleja los precios que nos está dando la Empresa de Acueducto, pienso que es negligencia del ingeniero contratista que hizo la instalación de la red porque nos dio unos precios diferentes cuando se empezó la obra y nosotros como comunidad nunca pudimos conocer el verdadero valor. A nosotros nos habían hablado de un máximo de $450.000 mil pesos, pero el día de hoy en la última reunión para llegar a un acuerdo con 650 predios, nos dan un precio diferente; así las cosas nos tocó hacer un nuevo Comité para que hable con los contratistas y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado, quienes se llevaron las inquietudes y reclamaciones de la comunidad”, explico Enrique Castro, vecino de Olivos II Sector.

Aunque la comunidad esta agradecida por la realización de las obras, y específicamente por contar con redes de agua potable, sí le preocupa los elevados costos que ello implica.

“Esperemos que el Comité que se creó para hablar con la Empresa de Acueducto logre llegar a un acuerdo y encuentre una solución, porque la verdad no tenemos tanta plata. Así sea a cuotas, el consumo de agua más la cuota nos deja mal, este es estrato uno y no todos tenemos un trabajo formal, las cosas son difíciles para muchos, necesitamos colaboración y llegar a un acuerdo”, finalizo don José Pinto.