Así, con nostalgia, los soachunos recuerdan cuando el Parque Principal era la insignia y el orgullo de todo un pueblo que se jactaba de tener una de las mejores plazas públicas del Departamento y el País, un lugar que era visitado y admirado por propios y extraños, y que ahora, por esas extrañas circunstancias de la vida, es un sitio abandonado, deteriorado y rodeado por el desorden.


posesión-inspector-cuarto-Soacha

posesión-inspector-cuarto-Soacha

Es fácil caminar por la Plaza Principal de Soacha y encontrar desafortunadas situaciones que son motivo de entera vergüenza, tanto para los raizales como para los foráneos adoptados y los visitantes que por ‘X’ o ‘Y’ motivo transitan por el lugar. Bombillas rotas, bancas destrozadas, canecas desfondadas, adoquines levantados, decenas de vendedores ambulantes por cuanto rincón se pueda ver, habitantes de la calle, ‘ebrios matutinos’ y basura, es el resumen de lo que hoy es nuestra ‘sala’ y nuestra carta de presentación.

Atendiendo una serie de inquietudes ciudadanas, Periodismo Público.com decidió hacer un pequeño recorrido por el Parque, para conocer de la voz de los residentes y transeúntes de este significativo lugar del Municipio, cuál es su impresión del estado en el que se encuentra actualmente el sitio. Lo que se encontró fue un profundo descontento, no sólo por el abandono sino también por el caos que invade al Parque los fines de semana, y el rechazo a que éste sea utilizado para los espectáculos de medios de comunicación como RCN y Caracol.

“Me parece un chiste y una burla que mientras el Alcalde exhibe ‘sus obras’, el Parque se esté perdiendo y se convierta casi que en el refugio de los indigentes y los borrachos del Municipio. Se supone que esta es la insignia de Soacha”, expresó Germán Quiroga, habitante de Soacha.

“Es triste que entre los vendedores ambulantes, los indigentes e incluso nosotros mismos como soachunos, nos hayamos encargado de destrozar nuestro Parque de Soacha, sin embargo lo que más lo decepciona a uno es ver que desde la alcaldía no se haga nada, al menos para recuperar las bancas”, indicó José Reinel Devia, visitante de la Plaza Principal.

“Duele decir esto, pero Soacha es un caos completo que pareciera no tener solución, no importa el día ni la hora, fácilmente se puede encontrar en cualquier rincón personas de la calles durmiendo o grupitos de ancianos y personas desocupadas bebiendo aguardiente sin control alguno, como si la Ley no existiera. Me da fastidio ver cómo, cada que ‘se les da la gana’, vuelven a Soacha una ‘feria de pueblo pobre cuando traen los ‘concierticos’ y los lanzamientos de las ‘novelitas’ de Caracol y RCN, y en cambio hayan acabado con el Festival del Sol y de la Luna, que sí era un patrimonio del Municipio”, agregó Cindy Rico, habitante del barrio Paseo Real.

“El Parque es un desorden completo, lleno de vendedores de chicharrón, malos olores, basura cada fin de semana después de la ciclovía y para rematar, borrachos. Pero lo peor es que a nadie le importe eso”, afirmó Leidy Morales del barrio Ciudad Latina.

“Acá no hay en donde sentarse al menos para observar el panorama, las pocas sillas buenas que aún hay sirven de cama para los indigentes y las demás están dañadas, además las materas están impregnadas de excremento de animales y otros desechos. Cómo pretenden que no haya basura si las pocas canecas que existen están rotas y desfondadas, no hay derecho a que nuestro Parque se haya convertido en un roto”, dijo Juan Castiblanco, residente del barrio Compartir.

La problemática del parque de Soacha se resume en la falta de compromiso de la administración para preservar su estado físico y controlar las actividades que allí se realizan, incluyendo a los vendedores ambulantes, y la falta de cuidado de los ciudadanos, muchos de los cuales se han dedicado a destruir sus sillas, a levantar los adoquines y a utilizarlo como un sitio cualquiera de diversión y venta de mercancía, por lo tanto el compromiso de su recuperación… Es de todos.