A propósito del concierto de Los Tigres del Norte, que está previsto a realizarse en Soacha el próximo 21 de octubre, la Personería Municipal realizó recientemente una visita al Estadio Luis Carlos Galán, en la que encontró varias inconsistencias que evidencian el no cumplimiento del mínimo de condiciones para que en este escenario se realicen eventos masivos.


Salidas de emergencia obstruidas, enfermerías utilizadas como bodegas, una grama maltratada, baños en pésimas condiciones sanitarias, escombros en el paso de los asistentes, cabinas de transmisión abandonadas, averías en las graderías y un muro que está al borde del colapso, fueron algunas de las inconsistencias que motivaron el llamado de atención de la Personería al IMRDS y a todos los entes involucrados en la administración y regulación del estadio municipal, a fin de que se tomen medidas para prevenir que se lleguen a presentar tragedias.

“Teniendo en cuenta que el estadio municipal se va a prestar para un evento masivo con ‘Los Tigres del Norte’, decidimos hacer una visita con el fin de establecer en qué condiciones se encuentra el escenario antes del evento, y cómo va a ser entregado después de este. Nos preocupa muchísimo que encontramos situaciones de falta de seguridad para el escenario, porque por ejemplo de nueve salidas de emergencia que existen, sólo se encuentran habilitadas tres, además hay muchísimos escombros en muchas partes del estadio, que podrían generar riesgo en caso de que se presente una situación de orden público…

…Por otra parte, los baños se encuentran en pésimo estado, no hay señalización de rutas de evacuación, o si las hay son paupérrimas. Muchos de los sitios que están destinados para enfermería y atención de emergencias han sido convertidos en bodegas, y donde están las instalaciones eléctricas encontramos que hay humedad, sumado a que el acceso a estos sitios es difícil, por lo que si se llega a presentar un corto, va a ser muy difícil poder acceder allí para suspender el servicio de energía y evitar un peligro mayor”, explicó el Personero de Soacha, Henry Sosa.

Según manifestó el Personero, la idea es hacer una advertencia al Consejo Municipal para la gestión del riesgo, para que mediante su plan de acción (reglamentado mediante el Decreto 179 de 07 de septiembre del 2012) tome todas las medidas de seguridad a fin de evitar que lo que debe ser una fiesta y un acto cultural, termine convirtiéndose en una situación que se tenga que lamentar más adelante.

“Se debe tener en cuenta que además de lo ya mencionado, también hay bicicletas y vehículos estacionados dentro del estadio, igualmente encontramos que la grama no está en óptimas condiciones, por cuanto si la vamos a exponer para que sea utilizada en este tipo de eventos, debemos mirar cómo los empresarios nos van a garantizar que después del concierto esta no vaya a sufrir ningún daño, porque el detrimento económico sería bastante grande. Es por eso que estamos haciendo esta función de advertencia, para que en este Consejo de gestión del riesgo se tomen las medidas necesarias, pues hoy el estadio municipal se encuentra en un estado lamentable y no cuenta con las medidas de seguridad necesarias para practicar deportes, o hacer reuniones masivas de público”, agregó Sosa.

“Estadio no se ha prestado para el concierto de Los Tigres del Norte”:

En contraste con las declaraciones del Personero de Soacha, el Director del IMRDS, Luis Eduardo Chávez, manifestó que en efecto hay anomalías dentro del escenario deportivo, asegurando que para nadie es un secreto las condiciones en las cuales él recibió el estadio, y cómo este se encuentra en la actualidad. Chávez indicó que se ha buscado subsanar algunas situaciones, expresando que las advertencias de la Personería serán tenidas en cuenta, junto con las medidas que desde su dependencia se han tomado al respecto:

“Hay aspectos de fácil solución como el tema de los baños, la limpieza, y la adecuación, y la organización de las salidas de emergencia, pero hay otros temas que requieren de un más cuidado y un mayor concepto técnico por parte del área de infraestructura deportiva y la misma Secretaría de Infraestructura del municipio. Frente al tema de la grama, no podemos olvidar que a principio de año se hizo una inversión de 12 millones de pesos, y que además esta se ha venido cuidando. Precisamente tuvimos un receso de aproximadamente un mes, en el que se paró completamente el uso de la grama para su mantenimiento, pero debemos saber que no se puede cerrar y clausurar absolutamente el estadio, teniendo en cuenta que a nivel de fútbol es uno de los pocos escenarios con los que cuenta el municipio…

…No obstante, ya hemos tomado medidas y realizado mesas de trabajo con el área de infraestructura, la coordinación del escenario y la Subdirección deportiva del instituto, a fin de que se realicen las acciones respectivas en cuanto a lo que se puede subsanar de forma inmediata. Hay un plan de contingencia inmediato, teniendo en cuenta las cosas fácilmente solucionables; desafortunadamente se concebía el estadio como un espacio de relleno, en el que se depositaban desechos de obras y otros elementos, por eso estamos reaccionando, a fin de dejar el espacio adecuado tal y como debe ser”, aseguró el Director del IMRDS.

Otro tema que ha causado inquietud, no sólo en la Personería sino también en la comunidad, es la administración del Estadio Luis Carlos Galán, teniendo en cuenta que entre semana con frecuencia se ven las torres de luz encendidas, sin que haya claridad de quiénes y por qué están usando el estadio en esos momentos. A lo anterior, el Licenciado Chávez sostuvo que hay una programación regular en el estadio para evitar su carga, teniendo en cuenta que es uno de los pocos escenarios que existen en Soacha.

“De acuerdo a las solicitudes se facilita el estadio, los días lunes y martes no se está utilizando este espacio, teniendo en cuenta que viene de una carga fuerte los fines de semana, por lo tanto se busca que la grama descanse y se oxigene un poco. Los días miércoles, jueves y viernes se le facilita a la comunidad, a las escuelas de formación deportiva, al centro de perfeccionamiento deportivo, a los clubes y al deporte asociado. Hay una programación regular establecida desde principio de año con ellos, y el instituto recibe una contraprestación por el uso de este escenario deportivo. Obviamente buscamos generar una contraprestación, una forma de contrato económico o en especie, dependiendo de las condiciones y las características, a las que en común acuerdo lleguemos para usar la cancha”, anotó Chávez.

Finalmente, sobre el concierto de Los Tigres del Norte, el funcionario resaltó que el plan de contingencia y emergencias ha sido uno de los principales requerimientos que se han hecho a los organizadores del evento, y dijo textualmente “quiero que quede claro que nosotros en ningún momento hemos dado la autorización para que este evento se realice en el Estadio Municipal, simplemente dimos el aval a la posibilidad de que se utilice el espacio ese día (21 de octubre), pero nunca hemos afirmado que se da vía libre para el concierto. Aún así, la autorización para el préstamo del estadio se encuentra en trámite, pero se debe tener en cuenta que esto no depende sólo del IMRDS, sino también del CLOPAD, en aras de determinar la viabilidad del estadio como tal, para saber si se realiza o no dicho evento”, concluyó Chávez Poveda.