Después de año y medio sin jugar, la selección femenina de Colombia disputará este lunes el primero de dos amistosos contra Estados Unidos (7:00 p.m.), en Orlando.

Poco a poco la cara de la selección de Colombia de mujeres va cambiando y se va transformando en la cara de un grupo capaz de competir a nivel internacional contra grandes referentes respaldado por el crecimiento del fútbol femenino en el país: “Nosotras vamos en un proceso de desarrollo; pero, para mí, es la continuidad tanto en la Liga como a nivel de selección lo que hay que mejorar. No puede ser que una jugadora de selección tenga doce partidos en un año, es imposible. A nivel de selección, nosotras veníamos de ser campeonas panamericanas y hace un año y medio no nos reuníamos. Todos los equipos le están apuntando a esa Copa América 2022, a clasificar al Mundial y a Olímpicos, y siento que nos estábamos descuidando un poco. Esa es la desventaja más grande que tenemos”; sin embargo, “es un proceso natural que debemos afrontar. Sabíamos que no iba a ser fácil, pero creo que en cuatro años los resultados han sido maravillosos y exitosos. Cada vez tendremos un fútbol femenino profesional más consolidado”, aseguró Catalina Usme, figura del América de Cali, finalista de la Liga Femenina y referente de la tricolor en los últimos años.

Colombia no juega desde hace 539 días, cuando venció a Argentina en la definición por penaltis en la final de los Juegos Panamericanos de Lima y obtuvo la medalla de oro en el torneo. Si bien la pandemia fue determinante para esa larga ausencia de la selección, también influyen esas mismas trabas que hacen parte del proceso de crecimiento del balompié femenino.

“El fútbol nuestro ha ido creciendo. Se ha ido fortaleciendo, Es un fútbol que se va consolidando a medida que pasa el tiempo; esa solidez de las jugadoras en la parte técnica, táctica, mental y física, que quizás es en lo que nos falta y tenemos debilidades, pero en la idiosincrasia y en la identidad, que han sido claras hace unos 35 años en el fútbol colombiano, está claro y en eso hemos trabajado desde que estoy acá. El torneo es importante, pero lo sería mucho más con competencia continua y alta exigencia. Los cuatro torneos que han pasado nos han demostrado la capacidad de la jugadora colombiana. Luego de que ganamos los Panamericanos comenzó el éxodo de nuestras futbolistas. En la actualidad hay 29 de ellas en el exterior y esa es una muestra de ello”, afirmó Nelson Abadía, técnico de la tricolor.

El entrenador convocó inicialmente a 25 jugadoras, que cumplieron con varias jornadas de entrenamiento la semana pasada en la sede de la Federación Colombiana de Fútbol, en Bogotá: cuatro de América, siete de Deportivo Cali, una de Fortaleza, cuatro de Medellín, cuatro de Santa Fe, dos de Júnior, dos de Llaneros y una de Millonarios.

Entre las convocadas se destacan Daniela Montoya, Catalina Usme y Natalia Giraldo, así como Nancy Acosta y Ana Huertas, estas últimas como actuales campeonas de la Liga BetPlay Femenina 2020 con el cuadro cardenal. No obstante, solo 18 de ese número inicial de convocadas viajaron a Estados Unidos para los dos amistosos ante las campeonas del mundo, este lunes y el próximo viernes 22 de enero, en el Exploria Stadium de Orlando, Florida, que tendrán un aforo de no más de 4.000 hinchas. La ausencia de jugadoras como Leicy Santos, figura del Atlético de Madrid, se debe a que estos amistosos no son considerados fechas FIFA y los clubes no están obligados a prestar a las futbolistas. Aun así, y considerando que su presencia en la selección de mayores es indiscutible, la oportunidad de llamar a las jugadoras que hacen parte de la liga local fortalece el campeonato y brinda un incentivo especial en las futbolistas para mejorar la competitividad y poder hacer parte del combinado nacional.

“Son dos fechas que no son FIFA, no nos permiten tener una convocatoria amplia como hubiéramos querido, pero no deja de ser muy pero muy importante recibir una invitación del país más poderoso del mundo y jugar ante la selección absoluta de ellas. Van varias que tienen experiencia, pero casi todas estuvieron en la Liga BetPlay Femenina y será importante para la formación y experiencia”, aseguró la semana pasada Ramón Jesurún, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, en el VBar de Caracol Radio.

“La liga va mejorando muchísimo con el paso de los años. El apoyo de los hinchas es grande. Tienen que creer en el talento femenino. Es simplemente el apoyo y que crean en nosotras”, dice Linda Caicedo, jugadora del Deportivo Cali, una de las protagonistas en la pasada edición de la Liga Femenina.

Fuente: ElEspectador.com