El Grupo Plastilene inaugura una nueva planta de Reciclene en Tocancipá, Cundinamarca, donde se procesarán plásticos flexibles posconsumo. Esta entidad tiene injerencia en la Zona Industrial de Cazuca en Soacha.

Con una inversión cercana a los 15 mil millones de pesos en infraestructura y adecuaciones, el Grupo Plastilene crea la planta de tratamiento que recibirá y procesará 10 mil toneladas de plástico usado, esto con el fin evitar que sean arrojados a los ecosistemas y rellenos sanitarios.

La propuesta empresarial cuenta además con la capacidad de transformar más de 800 toneladas al mes de residuos plásticos, incluyendo bolsas para empacar líquidos y otros empaques de alimentos (leche, agua, azúcar, granos, sal), empaques flexibles para productos de aseo y hogar (papel higiénico, servilletas, papel de cocina, pañales, toallas femeninas, jabones, etc), residuos que se producen en las industrias donde se empacan, de los comercios donde se venden los productos y de los hogares donde los ciudadanos los consumen.

“La planta fue construida para fortalecer la economía circular de los plásticos en el país y contribuir con la sostenibilidad del sector, su puesta en marcha ayuda a nuestros clientes a cumplir la Resolución 1407/18 y 1342/20 sobre la responsabilidad extendida del productor en Colombia.”, aseguró Stefano Pacini, presidente del Grupo.

Plastilene lleva 61 años dedicado a la creación, producción y comercialización de películas flexibles y empaques termoformados, y hoy en día dispone de centros de producción en Colombia, Ecuador y Guatemala. Cuenta con una planta total de 800 empleados. La firma, destacada por proveer empaques a Latinoamérica, hoy sienta estándares de productividad, calidad y eficiencia gracias a la incursión de soluciones de industria 4.0.

Fuente: Revista Semana