Carlos Dehaquiz Infante, el primer colombiano en tatuarse los ojos, estará el próximo 8 de diciembre en Kaoz Bar, con ocasión de la noche de karaoke, un evento que tiene como propósito recoger regalos para entregar a los niños pobres de Soacha en esta navidad.


Infante, oriundo de Duitama (Boyacá), estará por primera vez en el municipio para unirse a esta noble causa de dar felicidad a los niños menos favorecidos de la ciudad, en el marco de una noche de música y puro rock and roll, en la que decenas de amantes de este género musical aportarán su grano de arena para ayudar a quienes más lo necesitan en esta época.

A propósito de lo anterior, Periodismo Público.com dialogó con Dehaquiz Infante, quien habló acerca de su experiencia desde que decidió tatuarse los ojos, el giro que ha dado su vida, y la motivación de unirse para ayudar a alegrar la navidad de los niños de Soacha:

Periodismo Público.com: Usted es conocido como ‘El primer colombiano en tatuarse los ojos’, ¿cómo logró este apelativo?

Carlos Dehaquiz Infante: Pues todo empezó el día que Emilio González, reconocido tatuador, me realizó el procedimiento en la ciudad de Medellín en el marco de ‘Expotattoo’. En un evento como este hay muchos medios de comunicación presentes, a raíz de eso es que empecé a darme a conocer. Siempre me han gustado los ‘freak show’, y pues con mis ojos es más fácil llegarle al público en general, por eso decidí tatuarme en esa parte. Mi trayectoria artística apenas comienza, aún me faltan muchas modificaciones en el cuerpo, aunque con esta que es la más extrema que hay hasta el momento, estoy feliz.

PP.com: ¿Cómo hicieron para tatuarle los ojos?

C.D.I: Por medio de un procedimiento en el cual se inyecta cada ojo con el pigmento 2 veces, el lado derecho y el lado izquierdo. De esta manera los ojos cambian su color y apariencia, para hacer parecer que se hizo un tatuaje sobre ellos.

PP.com: ¿Qué significa ser la primera persona en Colombia que se tatúa los ojos?

C.D.I: Pues la verdad no lo hice por ser el primero en hacerlo ni ganar popularidad, simplemente me gusta esta modificación, y me siento muy a gusto al ver mis ojos de color negro. La reacción inmediata de la gente al verme, más cuando no sabe nada de este procedimiento, es sentir susto y mucha curiosidad. Cuando les digo cómo me tatué se asustan más, entonces es como todo en la vida, unos te rechazan y otros te aman, a mi me aman por mis ojos o me odian por lo mismo. Uno ya sabe a qué atenerse en esta sociedad.

PP.com: Con ocasión de su visita a Soacha, ¿es la primera vez que viene al municipio?, ¿qué lo motiva a acompañar esta causa a favor de la niñez menos favorecida?

C.D.I: Es la primera vez que voy a Soacha, lo único que trato de hacer es dar a conocer a la gente esta obra benéfica, y cambiar los pensamientos que se tiene hacia las personas tatuadas, perforadas, o modificadas. Nosotros no somos malas personas por el hecho de modificar nuestros cuerpos. Hay muchos niños que no van a recibir nada en navidad, y qué mejor oportunidad que dar un juguete para marcar la diferencia.

Sobre el evento:

La noche de karaoke es un evento social que se realizará en pro de una navidad llena de alegría para los niños de escasos recursos de Soacha. La idea es dar la oportunidad a aquellas personas que asuman el reto de cantar en público, de mostrar sus habilidades ante las personas asistentes a esta actividad. Serán más de 100 canciones las que se escucharán en tarima.

Por otra parte, el público podrá tomarse fotos sin ningún costo con Carlos Dehaquiz Infante, como una forma de animar la noche de música y solidarizarse con decenas de niños en esta navidad. La cita es este sábado 8 de diciembre en Kaoz Bar (Cr. 7 No. 21 – 17 – Soacha centro), a partir de las 7pm. El cover de ingreso al evento es un regalo.

Organizan:

•Tatto Art Studio Soacha.

•Kaoz Bar.

•Blackened Sala de ensayo.

•Arkalons Organización.