El Centro para el Desarrollo Regional de Naciones Unidas y la Fundación Milenium llevarán a cabo, este 17 y 18 de julio, un singular foro sobre el río Bogotá, alcalde municipal fue invitado al evento.


La actividad denominada ‘El Río Habla’, será un espacio de diálogo y concertación, en el que a través de exposiciones de expertos nacionales e internacionales el afluente les hablará a los colombianos, cundinamarqueses y bogotanos para pedirles ‘una cura definitiva’ ya que sigue enfermo a pesar de haber sido diagnosticado innumerables veces. También es un espacio diseñado para que puedan hablar los ‘dolientes’ del río, aquellas comunidades que se identifican con el río, pero que también lo sufren, y a quienes pocas veces se les da la palabra.

“La cuenca, como eje articulador del territorio, debe ser la base de desarrollo de la región, haciendo una buena gestión de sus recursos hídricos, y de su potencial para mejorar la calidad de vida de las personas por la riqueza que éste puede generar, no solo económica, sino en su salud, y bienestar general” dice Claudia Hoshino, Coordinadora del Centro para el Desarrollo Regional de Naciones Unidas (UNCRD). Se puede afirmar sin duda que el Río Bogotá reclama que se respete su territorio y la calidad de sus aguas.

El Río Bogotá, su territorio, su ecosistema (incluyendo sus aguas) y sus comunidades, son patrimonio común de la ciudadanía, que hoy en día vive en permanente conflicto de convivencia con él por la falta de previsión en su planificación. El agua, un tema fundamental a tratar, debe ser entendida como un derecho ciudadano necesario para garantizar la seguridad humana y la calidad de vida. La gestión del ciclo del agua, desde el abastecimiento hasta su vertido a la cuenca, será también motivo de acuerdo entre los territorios involucrados.
Por eso, en esta oportunidad se ha invitado a expertos como el español Pedro Ortiz, Carmen Fernández de Castro, al igual que Gustavo Wilches, Luis Guillermo Baptiste, Nelly Villamizar, Alfredo Manrique, entre otros. Por supuesto, al evento han sido invitados el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz y el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. Los burgomaestres de los municipios de Villapinzón, Choconta, Gachancipá, Zipaquirá, Cota, Funza, Mosquera, Madrid, Facatativá, Soacha, Sibaté, La Mesa, Tocaima, Giradot, Chía y Cajicá; también fueron convocados.

Cruel historia ‘pasada por agua’

Cada día que pasa, al río Bogotá no sólo se le merma el caudal, sino que literalmente, se le merma la vida. Hoy es posible afirmar que el río Bogotá está enfermo, sufre agresiones, acoso, invasión y desatención, y se defiende ante eso con toda su fortaleza, sacudiéndose, como si quisiera mostrarnos hasta dónde es capaz de llegar por reconquistar su espacio y sanarse. El río es poderoso, y lo demuestra siempre que puede, llevándose por delante no solo la obra del hombre, sino al hombre mismo.

42 municipios y Bogotá D.C., más de 9 millones de personas conforman la cuenca del río Bogotá y es precisamente este grupo el que, con ayuda de sus propias autoridades, debe identificar cuál es el mejor tratamiento posible para las ‘patologías’ que actualmente sufre el río.
Para que ello sea posible, tienen que hablar los territorios por los que discurre su cauce y para saber qué está pensando hacer cada responsable de Gobierno, en su nivel competencial para ‘sanarlo’.
El evento, que se llevará a cabo en el Club La Hacienda de Cajicá, el 17 y 18 de julio, busca identificar el mejor tratamiento para las ‘patologías’ que actualmente sufre el río, y darle la palabra a las asociaciones ciudadanas dolientes.

Fuente: Barrios de Bogota.com