A pesar de estar legalizado y de muchas promesas, este barrio de la comuna cuatro aún sigue con sus calles ‘destapadas’.


Diez años después de que este sector fuera legalizado, sus habitantes siguen esperando a que se realicen las obras necesarias para adecuar las redes de alcantarillado, a fin de poder hacer realidad el sueño de tener las calles de su barrio pavimentadas, tal como lo han anunciado en varias ocasiones las diferentes administraciones municipales que han pasado por Soacha durante este este tiempo.

Es de precisar que aunque anteriormente se destinaron partidas presupuestales para realizar la pavimentación de Julio Rincón, estas se han esfumado y se destinaron para otros sectores, precisamente por el inconveniente que se presenta con las redes de alcantarillado, que por cierto fueron construidas por los mismos vecinos, teniendo en cuenta que este fue en su momento un barrio de invasión.

“Hace cuatro años salió una partida presupuestal para pavimentar el barrio Julio Rincón, pero esta fue desviada a otro sector de la comuna cuatro, dado que el barrio no contaba con alcantarillado de aguas lluvias y aguas negras. Cabe recordar que acá pagamos el servicio de acueducto, pero la inversión en este aspecto, por el contrario ha sido negativa. Acá sólo están preocupados por cobrar en sus recibos lo del alcantarillado, pero no hay inversión como compensación. La comunidad fue quien hizo sus propias redes de alcantarillado, afortunadamente en la actualidad contamos con todos los servicios públicos y estamos pagando nuestros impuestos. Lo único que nos falta es que el Estado retribuya eso, pues tenemos más de mil predios pagando impuestos, y eso representa muchos recursos que anualmente recibe el municipio, los mismos que no se están viendo retribuidos en inversión”, explicó Rubén Darío Sánchez, Edil de la comuna cuatro.

“En el tiempo que llevamos aquí las vías nunca se han arreglado, no sé qué es lo que sucede, pues me imagino que toda la gente ha pagado sus impuestos, pero los alcaldes nunca han cumplido con la pavimentación de las vías. El transporte difícilmente llega hasta acá, y por ejemplo, para poder sacar a un enfermo tarde de la noche, nos toca alzarlo entre varias personas, puesto que no hay transporte en el barrio. Otro aspecto es que por el mismo pésimo estado de las vías, el transporte sólo sigue para Cazuca o Santo Domingo, lo que quiere decir que Julio Rincón no tiene”, manifestó Jorge Vallejo, habitante de Julio Rincón.

Los habitantes de este barrio aseguran que han enviado cartas y derechos de petición a las secretarías de Planeación e Infraestructura, sin embargo todas las respuestas han sido negativas. Adicionalmente señalan que no hay la suficiente colaboración para hallar soluciones a esta preocupación:

“Necesitamos que nos arreglen ese alcantarillado y nos lo coloquen como es debido, nosotros estamos pagando el servicio común y corriente, y la EAAB nos está cobrando sin que exista la más mínima información respecto a nuestra solicitud. Es necesario que el señor Alcalde y la Secretaría de Planeación nos ayuden con este proyecto, a fin de poder tener el alcantarillado de aguas negras y lluvias, para así seguir con el siguiente paso que es la pavimentación de las vías”, señaló Marco Tulio Peña, residente de Julio Rincón.

¿Zona de alto riesgo?

Esta es la duda que tienen los habitantes de Julio Rincón, quienes a pesar de haber escuchado las advertencias acerca de la posibilidad de que el sector se encuentre en una zona de peligro, no saben con certeza si esto es cierto o no, debido a que jamás han tenido en sus manos un documento o un informe que les demuestre eso:

“Dicen que toda la comuna cuatro está en alto riesgo, pero nosotros no tenemos ningún certificado de Ingeominas o de Planeación donde se nos certifique que efectivamente estamos en alto riesgo. Hay rumores de que van a hacer unas obras en la comuna, por lo tanto, si el municipio y el departamento pueden invertir en la zona, ¿por qué no se puede invertir en nuestras calles? El barrio está legalizado hace 10 años, estamos pagando unos impuestos, pero si estamos en alto riesgo no entendemos por qué nos siguen cobrando impuestos”, agregó Peña.

“Vamos a hacer una convocatoria al Alcalde, a la Secretaría de Planeación y a Ingeominas para definir si estamos o no en alto riesgo, en aras de promover la inversión en la zona. Esta reunión la vamos a definir con los ediles de la comuna cuatro”, concluyó Sánchez.