Con una escultura que representa el legado histórico y la cultura ancestral de Soacha, el artista y escultor Mauricio Valencia busca crear un símbolo que represente a los soachunos, no sólo en Colombia sino también a nivel mundial.


Regiotram-Occidente

Regiotram-Occidente

Sobre la idea de Valencia, vale la pena mencionar que en el Concejo de Soacha se aprobó el Proyecto de Acuerdo No 12, el cual precisamente pretende reglamentar esta iniciativa para crear el ‘Sello Suacha Sol y Luna como símbolo que identifique al municipio de Soacha Cundinamarca’.

El documento pasó a sanción del Alcalde Municipal el pasado 2 de agosto, y su objetivo es, entre otras cosas, instalar en la entrada del municipio una escultura que represente la imagen de Soacha ante el país y el exterior.

Respecto a lo anterior, Periodismo Público.com dialogó con el artista creador de la escultura del Sello Soacha, quien además de hablar sobre la iniciativa, hizo un breve recuento de lo que ha sido su trayectoria artística, que lo ha llevado a difundir la cultura de Soacha en otras ciudades de Colombia y del mundo:

Periodismo Público.com: Mauricio, antes que nada hablemos del ‘Sello Soacha’, ¿qué es, qué representa, y con qué objetivo se ha elaborado?

Mauricio Valencia: Es un trabajo que se ha venido investigando durante bastantes años, viendo que en otros sitios tienen su identidad y su símbolo emblemático. Me pregunté por qué en nuestro municipio, con tanta historia, riqueza antropológica y excelente sociedad, no había algo que le diera identidad. Escuché las políticas del nuevo gobierno, que están enfocadas a rescatar los valores artísticos y la identidad cultural de Soacha, entonces al trabajar con varia información que adquirí, llegué a la conclusión, junto a un grupo de amigos con el que trabajo, de realizar esta escultura.

Con base en mis conocimientos, traté de fusionar el vocablo Muisca ‘Sua’ – ‘Cha’, entonces conjugué la luna y el sol, pues para ellos (los Muiscas) la luna era más importante porque era la que influía directamente en la siembra, la recolección y el clima, pero de todos modos somos la ‘Ciudad del Dios Varón’. Qué bueno sería que la cantidad de soachunos que hay en otras partes del mundo, se sintieran orgullosos de recibir un símbolo de su tierra, que así como en Nueva York tienen la estatua de la libertad, en Soacha tengamos algo que nos represente, porque somos muy importantes y merecemos cosas muy buenas.

PP.com: Entendemos que el Sello Soacha ha sido reglamentado por medio de un Proyecto de Acuerdo en el Concejo de Soacha, ¿qué nos puede contar al respecto?

M.V: Debo agradecer mucho a la Corporación, porque desde su Presidente hasta el Secretario, todos se interesaron mucho en la idea, tanto que tramitó un Proyecto de Acuerdo cuya ponente fue la Concejal Nelly Cubillos, el cual ya pasó en la Plenaria. Me parece una excelente iniciativa porque de eso se trata, que a partir de una idea surjan muchas más para mejorar nuestro municipio, pues aquí estamos y aquí nos quedamos, no hay que salir corriendo por nada, aquí se vive ‘sabroso’.

PP.com: Hablemos ahora de la trayectoria que ha tenido como artista y como escultor

M.V: Yo he sido bailarín desde los 11 años, me he desempeñado en esto, y como Director y Coreógrafo. Estudié en Cali en la Escuela de danzas del Instituto Popular de Cultura, donde también funcionaba la Escuela de Artes Plásticas. Como no tenía un gran círculo de amigos, me la pasaba metido en las dos escuelas. Luego de eso retorné al municipio, colocamos una empresa familiar que consistía en un Centro de Acondicionamiento Físico, y seguimos trabajando con la danza. Empecé a investigar. En Cali descubrí un libro que data de 1600, en donde salía dibujada Soacha, en una obra realizada por unos expedicionarios franceses, que vinieron desde el sur del continente.

En ese dibujo decía “tapias y sauces en Soacha”, por eso a partir de ahí empecé a entusiasmarme con la cuestión de la Antropología, y comencé a hacer escultura. Pertenecí a una fundación del Distrito, fui campeón distrital y nacional de folclor, y nos fuimos de gira para Brasil hace unos años, teniendo el honor de ser campeón mundial de danza folclórica.

En ese momento, apenas regresé a Colombia, empecé a interesarme más por nuestro municipio. Iniciamos trabajando la soldadura elaborando candelabros, lo que me permitió abordar esa parte que tenía escondida. Trabajaba en el taller de Rubén y Francisco Caicedo, donde comencé a procesar el metal, íbamos a las chatarrerías y encontramos en eso un ‘shopping’, porque para el artista plástico que le guste el metal, una chatarrería es lo máximo.

Así fue como empecé a darle otro uso a ese material, aplicándole algunas ideas artísticas y de escultura, introduciéndome en el estudio más a fondo de las artes plásticas. Afortunadamente me han abierto la puerta en la Administración, es la primera que lo hace, porque cuando fui a representar a Colombia en cuatro eventos en Brasil, fui a la Casa de la Cultura y no tuve repuesta, por lo que tuve que ir a representar a Colombia, siendo soachuno, pero con la camiseta del Distrito, porque allá fue donde me abrieron la puerta en esa época.

Sumado a todo lo anterior también trabajo con la danza folclórica, tengo un grupo de tercera edad en la Inspección Sexta de Policía, con el cual sólo trabajo folclor colombiano.

PP.com: Para finalizar, ¿cuáles son los retos que se traza en este trabajo que viene realizando, teniendo en cuenta que, como usted lo ha mencionado, cuenta con el apoyo de las autoridades del municipio?

M.V: Esperamos tener una feliz conclusión de esta idea, y fortalecer la trayectoria como artista plástico. No dejo de ser un bailarín porque nací para eso, y tengo el aval de la Junta Nacional de Folclor. Hay una invitación para ir a México, donde quiero hacer unas investigaciones, pues la cultura centroamericana es antiquísima, y tiene una riqueza tremenda. Quiero ver cómo vamos ‘acomodados’ con ellos, dado que la familia Muisca nunca se quedó atrás.

La idea es seguir promoviendo la cultura en Soacha, he trabajado en colegios como el Agustiniano Norte, el Gimnasio Los Pinos y Saludcoop, y nunca he negado que vivo en Soacha, pues me siento orgulloso de eso puesto que a mí me gusta este municipio, y afortunadamente me trajeron a vivir acá. He tenido la opción de irme a vivir a otros lugares, pero no veo razón para hacerlo, yo vivo ‘súper’ en Soacha. Vamos a ir a México a promover la cultura de Soacha con mucho orgullo.