Con esfuerzo y gestión, la Junta de Acción comunal y la comunidad del barrio El Trébol, ubicado en la comuna tres, trabajan para mejorar los entornos de su sector, aportando a la infraestructura y reforzando la seguridad, con la implementación de cámaras y alarmas comunitarias.


Con el mejoramiento de los espacios se busca dar un aspecto positivo al sector, a través del cual se empiece a cambiar la percepción de inseguridad; de esta forma es que desde la Junta de Acción Comunal se ha gestionado ante la administración municipal y entidades privadas, logrando conseguir pequeños, pero importantes avances en torno al desarrollo del barrio.

Nidya Segura, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio, detalló los logros que hoy en día hacen destacar a El Trébol:

“Ciertamente, como en todo el municipio, el mejoramiento de la percepción de seguridad es una tarea de todos. Por esta razón, a través del embellecimiento de espacios y de la instalación de cámaras de seguridad queremos que las personas se sientan más seguras; de esta forma hemos logrado adaptar un camino que antes era una trocha y también conseguimos la instalación de dos cámaras de seguridad en los puntos más críticos del sector”, explicó.

El paso ubicado sobre la Calle 34 y que ha sido camino obligado por los transeúntes que deben ingresar al barrio, que colinda con el río Soacha, antes era descrito por la comunidad como un espacio peligroso, no solo por la percepción de inseguridad, sino por el riesgo que representaba para los habitantes debido a su estado.

Ahora, gracias a la gestión realizada por la Junta de Acción Comunal ante la empresa constructora Amarilo, fue posible adaptarlo para cambiar la puerta de entrada a El Trébol, conjuntamente se hizo la instalación por parte de la administración municipal de una cámara de seguridad de alta resolución, la cual brinda seguridad a toda la Calle 34, el paso sobre el río Soacha, la entrada a El Trébol, el barrio Rincón de Santa Fe y la sede del Instituto del Bienestar Familiar.

“Los integrantes de la comunidad tenemos confianza en los resultados mostrados por la junta, ya que a través de ellos hemos observado varios cambios positivos en el barrio que nos han permitido transitar de forma tranquila, al tiempo que se siente el progreso que en realidad estamos viviendo, en cuanto a mejoramiento de infraestructura y unión de la comunidad”, manifestó, Orlando Sánchez, residente del sector.

Finalmente cabe recordar que a través de la perseverancia y el esfuerzo constante la junta también logró conseguir para su barrio y el Rincón de Santa Fe, el terreno otorgado por la alcaldía, para la construcción de los salones comunales, que también serán edificados por Amarilo al comienzo del mes de junio y los cuales se espera ya estén al servicio de la comunidad en el mes de septiembre.