Desde hace algunos días los residentes del Edificio Exxeón ubicado sobre la Cr. 7 entre Calles 2a y 2b en este sector de la comuna tres, han tenido que lidiar con la presencia de una antena de telefonía celular que fue instalada justo al lado de esta unidad residencial.


concejo-1-3.jpg

Dicho elemento al parecer es propiedad de Comcel y según afirman los vecinos se habría construido de manera arbitraria sin contar con los correspondientes permisos o licencias que se deben tramitar para este caso, teniendo en cuenta además que por ser una zona residencial está completamente prohibida su implementación.

“Estamos asombrados porque de la noche a la mañana resultamos con esta antena y lo peor es que al parecer un vecino es cómplice de esa arbitrariedad. Hablamos del Presidente de Asojuntas en la comuna tres, Javier Durán, quien casualmente es dueño del predio donde se levantó este artefacto. Nos vemos afectados en el sentido de que mi hija de 7 años duerme en una habitación que se ubica precisamente al lado de la antena y personalmente tengo una intervención en el hígado con puntos por lo que las ondas me afectan de manera directa y de seguir así en un largo plazo sufriría de serios problemas de salud”, explicó Margarita García.

“La antena puede causar perjuicios a quienes están ubicados a 500 metros a la redonda, por lo que estamos protestando para tratar de solucionar este inconveniente lo más pronto posible a través de reuniones celebradas entre la comunidad, pues son varios y muy graves los problemas que esa radiación trae para la salud. Instamos al Alcalde y al Personero para que se apersonen de esta dificultad y den la orden para quitar eso de manera definitiva”, afirmó Julio Alvino, habitante del segundo sector de León XIII.

Cabe recordar que las antenas de telefonía celular producen interferencias y mal funcionamiento de equipos de comunicación y electrodomésticos presentes en los apartamentos, a lo que se suman las graves afectaciones para la salud como alteraciones sobre los sistemas nervioso central e inmunológico, repercusiones en las actividades eléctrica y electroquímica del cerebro, insomnio y cansancio crónico generadas por las ondas y radiaciones de estos elementos.

A raíz de lo manifestado por los afectados con la instalación de esta antena, se ha iniciado un proceso de recolección de firmas con el cual esperan poder llegar a instancias como el Ministerio de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC´s), la Defensoría del Pueblo, las autoridades locales y la misma empresa eventualmente responsable de dicha construcción.

“Tengo una niña de cuatro años cuyo cuarto está pegado prácticamente a la antena y su crecimiento se puede ver afectado por las radiaciones producidas por la misma. Esperamos que con la recolección de firmas se pueda dar solución a este problema”, agregó Ana Isabel Bernal.

Por lo pronto gracias a la gestión adelantada por la comunidad se logró detener el avance de la construcción de este elemento, aunque por supuesto lo que se busca es reversar el procedimiento para evitar futuros percances para quienes viven en Exxeón.