Fue nombrada la mesa directiva del concejo Municipal de Soacha para el año 2011, siendo elegido el concejal JOSE MARTIN PEÑUELA como presidente, primera vicepresidente la concejal NELLY CUBILLOS y segundo vicepresidente el concejal JAIME SEPULVEDA; la votación fue de 11 concejales a favor de estos postulados y 8 que lo hicieron en blanco.


De tal suerte que el concejo quedó en cabeza del partido CONSERVADOR, POLO DEMOCRATICO y CAMBIO RADICAL. Tres de los partidos que representan las mayorías del cabildo municipal.

Pero vale la pena preguntarnos en cabeza de quién está el manejo político que se le debe dar al concejo en un municipio, y la respuesta no es otra que en cabeza del ALCALDE como primera autoridad administrativa, política, civil y militar del municipio, y en este orden de ideas es interesante ver cómo ha primado la democracia en el concejo municipal que desde hace muchos años no se veía.

Es así como este periodo constitucional 2008 -2011, se ha caracterizado por tener en el 2008 las mayorías de gobierno en cabeza de la concejal GLORIA LILIAN URIBE, el 2009 estuvo en cabeza de la oposición a través del concejal CESAR RICO MAYORGA, en el 2010 nuevamente en cabeza de CARLOS GIRALDO el gobierno recupera su espacio político dentro de la duma municipal y para el último periodo 2011 se elige al concejal MARTIN PEÑUELA, en representación de la oposición de gobierno y mayoría en el concejo.

Estos cambios de mayorías al interior de la corporación dejan los siguientes interrogantes:

1.- Será que la democracia reina en el municipio de Soacha y ya no existen los gamonales de la política que a dedo elegían los presidentes del concejo?

2.- Será que el manejo político del municipio se le salió de la manos al alcalde municipal?

3.- Será que los concejales que elegimos para este periodo han demostrado que son capaces de dejar a un lado sus intereses particulares y realmente debatir los proyectos de acuerdo que beneficien a las comunidades y no pasar a pupitrazo limpio los acuerdos municipales sin medir sus consecuencias, como fueron en otros tiempos la autorización para contratar el alumbrado público y la recolección de basuras en cabeza de SOCILUZ Y SERVIGENERALES?

La respuesta a cada uno de estos interrogantes es difícil saberla, pues depende de la posición que cada uno tenga de acuerdo con sus conveniencias.

Lo único cierto es que de este cambio de posición al interior del concejo no todo es malo, ni todo es bueno, pues proyectos de acuerdo municipal que fueron presentados con una gran expectativa fueron rechazados por la mayoría de los cabildantes por inconsistencias técnicas, falta de estudios, falta de presupuesto, o por no reunir las expectativas que se señalaron como motivos de exposición, todos acompañados de falta de estudio jurídico que no permitió su aprobación.

En cambio otros proyectos de acuerdo como fueron el de las tres (3) ciudades presentado en 2009, año en cabeza de la oposición, fueron aprobados con los cambios que hicieron los cabildantes y que permitieron establecer un consenso entre los intereses de la administración y los intereses del pueblo para beneficio de todos.

Así las cosas esperamos que para el periodo 2011 la administración municipal entienda que los concejales representan una de las ramas del poder público, como lo es la rama legislativa, que de acuerdo con la constitución política colombiana goza de autonomía y es tanto en su elección como en su administración diferente a la rama ejecutiva en cabeza del alcalde; que estas dos ramas deben trabajar armónicamente en beneficio del pueblo que los eligió.

Por su parte el pueblo entienda que fue para eso que ellos eligieron a sus gobernantes, con el fin de que los representaran y que la democracia significa no solo el consenso, sino también respetar las diferencias y sobre todo respetar la decisión de las mayorías, no atacando a los cabildantes o a su alcalde con vías de hecho, como sucedió en el recinto del concejo donde unas minorías atacaron a los concejales por no estar de acuerdo con sus decisiones.

Y los concejales que fueron elegidos para ejercer de manera independiente y autónoma en representación del pueblo que los eligió las facultades que la ley les otorga en su calidad de legisladores municipales, sigan a través de los acuerdos ejerciendo el control político y logren así el beneficio de los intereses de todo el pueblo.

Mucha suerte a todos los concejales para el periodo 2011, ojalá las buenas iniciativas logren convertirse en acuerdos municipales, pero también independiente de las presiones de unos pocos o el juego sucio de la intimidación a través de los “pasquines”, sepan rechazar las propuestas que le hacen daño al municipio y persiguen intereses individuales y mezquinos.

Recuerden que es el pueblo y no otro el que en las elecciones del 2011 los calificará y de acuerdo con sus actuaciones los reelegirá si consideran que éstas fueron buenas.