En la Vereda San Isidro, zona rural del municipio de Vianí, el patrullero Ronald Alexander Malagón recibió un disparo en su espalda cuando acudió a la zona para verificar la procedencia de un carro y una motocicleta que se encontraban al lado de la vía.


Versiones oficiales indican que los policías no alcanzaron a descender de la camioneta en la que se trasladaban cuando fueron recibidos con disparos desde una zona aledaña a la carretera.

Además del Patrullero Malagón, uno de los atacantes también resultó herido. Posteriormente un menor de edad fue detenido, señalado de participar en la acción.

De inmediato las autoridades verificaron la zona y hallaron cuatro cargas explosivas ubicadas en la torre 107 de interconexión eléctrica a punto de ser detonadas. Dentro del carro inmovilizado fueron encontradas 27 minas antipersonal, una subametralladora y tres granadas así como medicamentos.

Además encontraron material propagandístico del Frente de Guerra Oriental del ELN, lo que dio a las autoridades los primeros indicios de la responsabilidad en el hecho de este grupo guerrillero que también pretendía atentar contra la infraestructura eléctrica de la zona.

Varias torres de energía en la zona están siendo revisadas para descartar riesgos ante la posibilidad de acciones terroristas en la zona.

Apoyo: rcn radio