A pesar de que en una reciente reunión entre la alcaldía municipal, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, la CAR, y la Procuraduría Provincial se habló de la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales como parte de la solución de la problemática ambiental por la que atraviesa el municipio, el Muña sigue siendo un dolor de cabeza.


La problemática ambiental del municipio de Sibaté se ha convertido en un tema complejo, no solo por los estragos a la salud y al ecosistema, sino también por los actos administrativos y procesos judiciales que se han desencadenado.

Por eso en la mencionada reunión se habló de la construcción de la planta de tratamiento como pate de la solución. Fue el tema central en desarrollo de la reunión y gracias a la presencia de la Procuraduría, se exigió más agilidad tanto a las empresas como a la misma CAR, para la realización de todos los trámites necesarios para la construcción de la misma.

En la reunión entre la empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, la CAR, y la Procuraduría Provincial de Fusagasugá, se hizo seguimiento al cumplimiento de obligaciones establecidas en la resolución 506 de 2006 por parte de las empresas y como parte de las tareas la CAR, tendrá que informar en la próxima reunión, que será el 20 de septiembre, la definición de los predios para la construcción de la planta.