El Mirador de San Ignacio, Terra Grande y la Autopista Sur fueron quizás los sectores más afectados por el fuerte aguacero de anoche que cayó sobre todo el municipio de Soacha.


Decenas de familias, especialmente del conjunto residencial Terra Grande se vieron afectadas y muchas perdieron sus electrodomésticos, muebles y enseres a raíz de la inundación. En algunas viviendas el agua subió hasta un metro obligando a sus residentes a evacuar y trasladarse a lugares vecinos para evitar tragedias.

María Teresa Obregón narró afanosamente su propia tragedia: «Eran como las 10:00 p.m. cuando comenzamos a ver que las calles se inundaban y que el agua ascendía rápidamente; los vecinos comenzamos a comunicarnos y a subir todo al segundo piso, pero sucedió tan rápido que muchos no alcanzamos. Yo por ejemplo perdí parte de mis muebles y algunos electrodomésticos que estaban en la sala y la cocina».

Otros habitantes como don Pedro Molina, residente del Mirador de San Ignacio, denunció las iregularidades del conjunto en la zona de parqueo. «Cada vez que llueve duro se nos inunda el parqueadero y muchos vehículos quedan sirviendo para nada», argumentó.

Pero quizá la preocupación mayor para los habitantes fue la supuesta desaparición de un niño del sector de Terra Grande. Según sus vecinos las aguas del caño Río Claro se lo llevaron, pero esta mañana las autoridades no habían confirmado el hecho, sólo existía el rumor entre los residentes pero periodismopublico.com no pudo contactar a la familia del posible desaparecido para confirmar el suceso.

campaña-soacha-Mocoa

campaña-soacha-Mocoa

La autopista sur también colapsó por el fuerte aguacero y los trancones fueron la constante hasta altas horas de la noche. Incluso hasta esta mañana aún las autoridades trabajan para destapar las alcantarillas y evacuar las aguas represadas desde anoche.

Lo cierto es que fue una noche triste para muchos habitantes de Soacha y muchas horas de trabajo para los bomberos oficiales del municipio quienes estuvieron toda la noche auxiliando a los damnificados.

Muchos residentes hicieron un insistente llamado a la población que transita por la ciudad para que no arrojen plásticos, desechos ni basuras a los caños y alcantarillas, precisamente para evitar emergencias como la registrada anoche en las comunas tres, cuatro y cinco.