Los habitantes de la Cra. 8B Este, entre calles 30 y 30A del sector de Junín en San Mateo, enfrentan una delicada situación a raíz del rebosamiento de aguas residuales que se extiende por una cuadra y que ya ha ocasionado enfermedades respiratorias y de la piel a niños, adultos y ancianos.


El problema, al parecer, se origina en la caja de aguas residuales que corresponde a la vivienda de cuatro pisos ubicada en la Cra. 8B Este No. 30-06 del sector Junín. Desde aquí las aguas se extienden sobre el adoquín hasta una alcantarilla de la calle 30A.

“Lo que pasa es que se dañó el tubo de la casa de la esquina y no lo quieren arreglar, lo grave es que nos están perjudicando porque el olor es impresionante, sobre todo cuando calienta el sol; en mi caso estoy enferma de la garganta y la cabeza, ayer estuve en cama”, explicó Betty Cabrera, vecina del sector.

“Hemos puesto la queja a la Dirección de Servicios Públicos y a la Personería de Soacha. Estoy agradecido con ellos porque vinieron y tomaron fotos, aunque la verdad no hay solución a este problema que nos está afectando. Los olores son fétidos, las aguas negras ruedan por encima del adoquín hasta la alcantarilla de la otra cuadra, los niños tienen brotes, epidemias, las personas de la tercera edad se nos están enfermando. El olor nos tiene perjudicado y el dueño nos dice que el problema es de la EAAB. Estamos graves y nadie nos colabora”, agregó Hernán Niño, residente de Junín.

“Nos tiene perjudicados estas aguas de las alcantarillas que se están regresando y están corriendo por la calle, el olor ya no lo soportamos, hay niños enfermos. El Acueducto vino el año pasado, trató de bombear pero seguimos en lo mismo”, indicó Luis Alberto Aguirre
“Lo que pasa es que ese olor nos tiene enfermos y a todos nos está perjudicando. He hablado con diferentes personas pero nadie soluciona eso. Se está levantando el piso por el agua que se empoza, además han salido mosquitos y zancudos”, puntualizó Liliana Niño.

Servicios Públicos responde

Hugo Hurtado, Director de Servicios Públicos, explicó que su dependencia ordenó una visita ante la queja de los habitantes de Junín.

“Se hizo la visita técnica respectiva y se encontró que efectivamente hay una colmatación de una tubería la cual le corresponde a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá hacer el mantenimiento. Nosotros ya hicimos los oficios correspondientes, las llamadas y creo que en el término de unos cinco días ellos se están acercando para solucionar este problema a la comunidad”, manifestó el Director.

Hurtado dijo que su dependencia hace el puente y la gestión, pero que la solución le corresponde a la Empresa de Acueducto de Bogotá, porque son ellos los que prestan el servicio de alcantarillado y los usuarios pagan en sus recibos el mantenimiento de estas redes.
Así mismo el funcionario aclaró que, al parecer, las aguas residuales salen de una construcción que no cumple con los requerimientos respectivos, motivo por el cual se envió una copia del informe a la Inspección de Policía y a la Secretaría de Planeación.

El director dijo que el Acueducto le manifestó que tan pronto disponga del equipo, lo hará llegar, por lo que considera que antes del martes próximo, el problema deberá estar solucionado.