El gerente general de la Compañía Andina de Seguridad y experto en seguridad ciudadana, Miguel Ángel Díaz, le propuso, en carta enviada al alcalde electo de Bogotá Gustavo Petro, una estrategia de cinco puntos tendientes a bajar los índices delincuenciales en un trabajo conjunto entre el Gobierno Distrital y el sector privado.


El gerente de Andina de Seguridad plantea al alcalde electo crear “la Secretaría de Seguridad que integre en una sola estrategia los esfuerzos de la seguridad pública y los recursos de la seguridad privada de tal manera que todas las patrullas, radios y guardia queden vinculados a la seguridad de la ciudad. Contamos con 1.600 hombres que estarían al servicio de los bogotanos, aunando esfuerzos con los hombres de la Policía Nacional”, explicó el experto en seguridad ciudadana, Miguel Díaz.

Como hecho novedoso, Díaz le sugiere a Gustavo Petro que delegue la administración de la seguridad de los escenarios deportivos y de los centros de reclusión distrital públicos tal “como ya existen en Brasil y España entre otros, y que hoy están bajo el cuidado de la Policía para que esta se dedique a combatir el crimen organizado y la inseguridad ciudadana”.

El tercer punto de la propuesta de Andina de Seguridad es realizar “un análisis de riesgo de las 200 infraestructuras críticas más importantes de la ciudad con el fin de mitigar sus impactos y que la ciudad conozca sus amenazas más latentes así actuar coordinada y preventivamente”.

El cuarto es hacer estudios de confiabilidad y poligrafía a todos lo funcionarios públicos de la ciudad con el fin de evitar el riesgo de corrupción.

Y por último “facilitar los reportes delictivo y antisocial a la ciudadanía a través de las redes sociales de Facebook, Twitter y a mecanismos de fácil denuncia como el Black Berry y Iphone”.