Jóvenes cundinamarqueses de escasos recursos con capacidades sobresalientes tienen una nueva posibilidad para realizar sus estudios superiores


Una nueva oportunidad para que los jóvenes de escasos recursos de Cundinamarca accedan a la educación superior se abre en el departamento gracias al programa “Talentos excepcionales” creado por la empresa Alquería y el apoyo de la Gobernación de Cundinamarca.

El programa, a través del cual Alquería reitera su compromiso con la educación y avanza en su plan de responsabilidad social, tiene como objetivo detectar de forma temprana en los municipios de Cundinamarca estudiantes de 9º. y 10º. grado con grandes aptitudes, con el fin de facilitarles, a través de distintos programas, el acceso adecuado a la educación superior.

En este sentido, Carlos Enrique Cavelier, coordinador de Sueños de Alquería y Alto Consejero para la Educación en Cundinamarca, manifestó la importante oportunidad que este programa ofrece a los niños de Cundinamarca que tienen grandes talentos. “De esta forma se contribuye al desarrollo de las potencialidades permitiendo fortalecer el crecimiento personal, fomentando el liderazgo y las competencias ciudadanas. Es así, como ampliamos el horizonte de estos niños que tiene estos talentos excepcionales”, precisó.

Por su parte, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, destacó el surgimiento del programa como producto de la alianza establecida entre el sector público y privado para generar mayores posibilidades de desarrollo a la comunidad. “Este es un nuevo alcance de nuestra política de educación a través de la que buscamos generar posibilidades de acceso a la educación a nuestros niños, ahora gracias al apoyo de la empresa privada tenemos la oportunidad de descubrir esos talentos que están escondidos en nuestras veredas, en nuestros municipios, y permitirles explotar sus capacidades al máximo para su bienestar”, puntualizó.

El programa, cuyo lanzamiento oficial se cumplirá el próximo 27 de junio en la Hacienda La Fagua, cuenta actualmente con el apoyo de las Universidades de Los Andes y Sergio Arboleda, así como con la vinculación de Colsubsidio.