36 Salones para 40 estudiantes cada uno, educación gratuita, jornada única, amplios espacios, dos canchas deportivas, un minicoliseo de eventos, biblioteca, área de preescolar y administrativa, restaurante, dotación de última tecnología y la mejor educación con un alto grado de inglés, son algunas de las especificaciones de la Ciudadela Educativa el Altico, la primera de seis que se propuso esta administración.


transmicable-.1.jpg

Durante un reconocimiento a la megaobra que se hizo ayer en cabeza del alcalde municipal José Ernesto Martínez y del secretario de educación Juan Miguel Méndez, presidentes de Juntas de Acción Comunal y líderes del a comuna seis tuvieron la oportunidad de conocer lo que en adelante les pertenece. Una Ciudadela educativa que pocas ciudades del país se dan el lujo de tener.

Al recorrido asistió además el director de Participación Comunitaria, William Moncada, representantes de la Fundación Fe y Alegría, concesionaria de la ciudadela, y los constructores quienes manifestaron que el 5 de noviembre entregarán la obra.

“Qué bueno que haya sido en cabeza del Dr. Juan Miguel que desde su llegada en 2008 nos propusimos estas tareas y contra viento y marea hoy las estamos viendo convertidas en una feliz realidad. Queremos ofrecerles esta hermosa obra, está catalogado como el segundo mejor colegio de Colombia hoy en día, por su arquitectura, por sus espacios, por su dimensión y por su concepción, no hay duda que traerá calidad de vida e invita a la renovación urbana del sector. Así mismo hay que decir que en esta misma área se construirá próximamente un jardín infantil para 300 niños, el cual va a complementar la educación que se dé en esta Institución Educativa”, expresó el alcalde Martínez.

Cabe recordar que el proceso de construcción de este megacolegio sufrió varios tropiezos, entre ellos la dilatación en el concejo municipal para su aprobación y la falta de terreno disponible para semejante obra.

El secretario de educación Juan Miguel Méndez recordó que al llegar a su cargo en el año 2008 lo primero que encontró por resolver fue una carta del alcalde donde le informaba la posibilidad de traer dos ciudadelas educativas para Soacha, pero que existía la negativa de la administración anterior argumentando que no había terrenos para su construcción.

“Esa misma semana nos fuimos y le solicitamos a la ministra las ciudadelas y le dijimos que nosotros ya teníamos cinco lotes pero la verdad no teníamos ni uno en ese momento; al regreso le dije al señor alcalde que necesitábamos como fuera esos lotes porque del Ministerio venían en 8 días a verificar… En la visita les gustó este (el del Altico) pero tenía el problema que era un lote privado y cobraban mil millones”, agregó.

Finalmente y por iniciativa del alcalde Martínez, se logró que el Centro Comercial Mercurio le pagara al municipio la deuda en cuanto a áreas de sesión y fue así que se adquirió el terreno, sin dinero, para construir lo que hoy es esta imponente obra.

La ciudadela educativa del Altico puede ser visitada durante esta semana por la comunidad de Soacha, especialmente de la comuna seis, para lo cual se debe coordinar con la Dirección de Participación comunitaria.