La Dijín de la Policía capturó a siete personas que se hacían pasar por policías, y quienes además usaban puestos de control falsos para dedicarse al robo.


En el operativo, que fue realizado en el municipio de Apulo Cundinamarca, se detuvieron siete adultos, un menor de edad y un camión de mercancía. El mayor Carlos Fuelagan, jefe encargado del área de patrimonio económico de la Dijín, explicó que el operativo está enmarcado en el plan de choque implementado por la presidencia de la República contra seis delitos, entre ellos el hurto.

“Esta banda por medio de suplantación de autoridad, está involucrada en un hurto que se presentó el pasado 8 de octubre en la vía que conduce de Bogotá a Ibagué, en el municipio de Apulo. Allí un vehículo que transportaba mercancía recibe la orden de pare en el falso reten de la policía en donde fue retenido y luego trasladado hacia Bogotá”, indicó el oficial.

El Grupo Investigativo Antipiratería Terrestre capturó a siete adultos y aprehendió un menor de edad cuando se disponían a descargar un camión robado en la Plaza España.

“Los capturados instalaban los falsos puestos y ese día robaban cerca de 180 millones de pesos, reducían a los conductores y ayudantes de camiones transportadores de mercancía y encomiendas. Luego las personas eran amarradas y abandonadas en zonas boscosas para huir con el vehículo y la carga”, señaló el uniformado.

Los detenidos podrían ser acusados de los delitos de receptación, falsedad en documentos privados y públicos, entre otros. Los artículos robados eran comercializados en diferentes zonas de la capital.

“La banda llevaba más de seis meses en la misma zona del país, la mayoría de los capturados, cinco de ellos, presentan antecedentes penales por hurto y receptación. El menor de 15 años fue dejado a disposición de la Policía de Infancia y Adolescencia”, agregó el policía.

En lo corrido del año han sido desarticuladas 10 organizaciones dedicadas a la piratería terrestre y al hurto en la cadena de suministros.