Por medio de un proceso de co-financiación entre la Administración de Apulo y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), se trabaja en el municipio la construcción y puesta en marcha de la Planta de Tratamiento Residual (PTAR).


La obra se realizará a través de un convenio por un valor que supera los 3 mil millones de pesos, de los cuales 171 millones, más el predio donde se ubica la obra corresponden a los aportes locales, el restante, es recurso que la CAR, siendo fiel a su función de autoridad ambiental asume como compromiso apuntando a la recuperación de toda la cuenca del río Bogotá.

“Se trata de la única PTAR con la que contará Apulo y manejará las aguas del casco urbano así como dos condominios aledaños; con la planta, además de garantizar la descontaminación del Río Bogotá, evitaremos enfermedades a nuestra comunidad, ya que podremos tratar las aguas servidas de cada predio”, indicó el Ingeniero Jhoan Manuel Guevara, Secretario de Desarrollo Sostenible del municipio.

A su vez el Ingeniero Yerson Lugo, Jefe del Banco de Proyectos del Consorcio PTAR Apulo que viene ejecutando la obra, explicó en lo relacionado al desarrollo de ésta, que actualmente se adelantan trabajos complementarios en lo que corresponde a colectores, estaciones de bombeo, cambio de tubería y estructuras de la planta de tratamiento, iniciados en el mes de noviembre de 2014 y cuya estimación calcula quede lista para su funcionamiento en septiembre de 2015.

Por su parte la CAR a través de la Dirección Regional Tequendama, continuará realizando acompañamiento técnico a este proceso, toda vez que por encontrarse en la provincia vigilará de cerca el trabajo que se realice y así como la ejecución de la obra sin afectar el medio ambiente.