Con varias armas, entre ellas una escopeta tipo changón, un grupo de delincuentes atracó a todos los clientes de un bar de Bogotá.

El robo a mano armada fue perpetrado en el barrio Jazmín de la localidad de Puente Aranda por cuatro sujetos armados, quienes hicieron tirar al piso a clientes y empleados, los esculcaron y les robaron todo, incluso a una de las personas que estaba en el bar la hicieron desnudar para hurtarle sus pertenencias.

Inicialmente entró el sujeto que portaba la escopeta, le apuntó a clientes y empleados y los hizo lanzarse al piso, luego otros dos entraron al lugar y continuaron intimidando a las víctimas, y un cuarto ladrón cerró la puerta y custodiaba el lugar con un cuchillo.

Uno de los clientes lanzó el celular al suelo para que no se lo robaran, pero fue descubierto y obligado a subir las manos y acostarse bocabajo en el piso.  

Pero lo que causó indignación es que un cliente fue obligado a desnudarse para robarlo. Al parecer, los delincuentes sospechaban que dentro de la ropa escondía dinero o más celulares.

Finalmente, los cuatro sujetos escaparon y los clientes fueron atracados en un sitio al que habían acudido para pasar un rato de esparcimiento.