Policía y Esmad tienen la orden de intervenir ante el primer hecho de violencia que se presente en Bogotá este martes 20 de julio.

De acuerdo al Centro Integrado de Inteligencia (Policía Nacional, el CTI de la Fiscalía y el Ejército Nacional), hay intensiones de vandalismo, desorden y de atentar contra la integridad de los miembros de la fuerza pública, durante manifestaciones que se puedan presentar el 20 de julio.  

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Jorge Eliezer Camacho, dijo que la inteligencia policial, apoyada con medios técnicos, descubrió que hay un grupo de personas que está recibiendo entrenamientos para afectar con caucheras y canicas, a los miembros de la institución, “como si fueran unos tiradores o francotiradores en el ámbito de esa protesta agresiva contra los miembros de la Policía Nacional con lanzamientos de bombas molotov y algunas actividades directas para hacer actos fuera de la convivencia ciudadana”.

Pero las autoridades están advertidas. Por lo menos así lo manifestó el secretario de Seguridad de Bogotá, Aníbal Fernández de Soto, quien dijo que «nuestra Policía Nacional tiene la orden de intervenir según los procedimientos y protocolos establecidos en la constitución y la ley, y de capturar a los responsables para su judicialización en defensa de los derechos de la ciudadanía y la protección de los bienes públicos de la ciudad. Igualmente se contempla la intervención del ESMAD como último recurso».

Bogotá estará cuidada este 20 de Julio con más de 4.200 uniformados de la Policía, además de tener listas tropas del Ejército y unidades del CTI.

En todos los puntos de entrada a Bogotá habrá controles de Policía y Ejército para decomisar cualquier tipo de material que sirva para armar explosivos, papas bomba o molotov, caucheras y artículos con los que se puedan producir actos de violencia.