La manifestación pacífica, a la que ellos llamaron ‘ritual de duelo: entre mantas y llanto’, se realizó este miércoles en la plaza de Bolívar.


Los grupos de las comunidades indígenas viajaron desde la alta Guajira para pedirle al Gobierno mayor atención para los niños, que son los que más sufren por la sequía y la pobreza que azota la región.

Se estima que aproximadamente 130 indígenas Wayúu, Nasa y Arhuacos hicieron presencia en el plantón. Ellos llegaron con pequeños ataúdes de cartón que representaban a los menores que han perdido a causa de la desnutrición.

Durante el ritual, al que también asistieron estudiantes, políticos y defensores de los derechos humanos, realizaron cantos y bailes propios de su cultura; la mayoría de ellos usando mantas negras.

Los líderes de las comunidades pidieron al Gobierno que atiendan los problemas de agua, infraestructura y salud que enfrentan.

Una mujer Wayúu, Remedios Uriana, dijo que no están solos en su lucha porque tienen al apoyo de personas que no hacen parte de las comunidades indígenas en otras partes del país.

«Por ejemplo hay unas compañeras en Medellín, al frente de la Gobernación de Antioquia, haciendo lo mismo. Ellos no son indígenas pero lo sienten porque los niños son colombianos también», afirmó.

En diciembre pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Gobierno colombiano que adoptara «las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad» de niños y adolescentes wayúu en los municipios de Uribia, Manaure, Riohacha y Maicao, todos en La Guajira.

En ese sentido, Uriana dijo que necesitan del Gobierno soluciones concretas como «pozos profundos de agua, huertas para sembrar e hilos para tejer» para poder ser «autosuficientes» en su territorio y que no les den «mendicidad».

Según datos del CIDH, la desnutrición y la falta de agua potable pueden haber causado la muerte a más de 4500 niños Wayúu durante los últimos ocho años.

Sin embargo, los líderes de la comunidad dicen que en realidad han muerto 12000 desde el 2012. De esa cifra, 38 fallecieron en el 2015 y en lo corrido del 2016 van 27.

El pasado 6 de marzo, la oficina de Unicef en Colombia dijo que uno de cada diez niños sufre desnutrición crónica en el país.

Fuente: Publimetro.co