No solo son los atracos en moto y bicicleta, o los asaltos al transporte público. El robo a viviendas también se disparó en Bogotá.

De acuerdo a las autoridades capitalinas, a los casos de fleteo, sicariato, raponazos y asaltos, ahora se suma el robo a viviendas, siendo Engativá, Suba y Kennedy las localidades con el mayor número de estos delitos.

La escalera humana o forzar las chapas son las modalidades que más utilizan los ladrones para ingresar a las viviendas y robar.

Los ladrones aprovechan la soledad de las calles y las primeras horas de la madrugada para ingresar a las viviendas. Por ejemplo, en Usaquén se han denunciado varios robos mediante la modalidad de escalera humana, aprovechando que muchas personas no cierran bien las ventanas del segundo piso.

“La semana pasada ingresaron a mi apartamento, abrieron la ventana y entraron a la sala sin que nadie nos diéramos cuenta, a pesar de que habíamos cinco personas en la casa. Se alcanzaron a llevar un televisor”, dijo Ingrid, víctima de esta modalidad de hurto.

Las autoridades invitaron a los propietarios de vivienda a mantener bien cerradas las puertas y ventanas, ojalá con pasador o candado por dentro, además recomendaron instalar cámaras y alarmas, y tener presente el número del cuadrante para llamar en caso de requerirlo.