El proyecto de mejoramiento de las condiciones de seguridad humana para habitantes vulnerables del municipio de Soacha fue presentado ayer en la sede de la Pastoral social.


El evento contó con la presencia del embajador de Japón en Colombia Tatsumaru Terasawua, el gobernador del departamento Andrés González, el alcalde José Ernesto Martínez y representantes de la ONU, Acción Social y agencias que participarán en su desarrollo y ejecución.

Funcionarios-ESE-Soacha

Funcionarios-ESE-Soacha

El Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana (UNTFHS) hará una inversión de 5 mil millones de pesos para proteger los derechos y mejorar las condiciones de vida de personas en situación de desplazamiento o altamente vulnerables que viven en el municipio de Soacha, Cundinamarca. Japón, entre otros países, es el mayor donante de los recursos que serán administrados por ocho agencias de las Naciones Unidas.

El proyecto beneficiará directamente a cinco mil personas y se desarrollará a través de

Funcionarios-ESE-Soacha-1

Funcionarios-ESE-Soacha-1

dos líneas de acción: La primera es el fortalecimiento de la institucionalidad del municipio de Soacha mediante el diseño y puesta en marcha de políticas públicas, de salud, mujer y género, juventud, prevención del desplazamiento y protección de la población desplazada, y seguridad alimentaria. La segunda línea incluye intervenciones directas para mejorar la protección de los derechos y las condiciones de vida de cerca de 500 familias en situación de desplazamiento o de alta vulnerabilidad en un sector específico de la comuna seis de Soacha. pet-soacha-1.jpgEsto se hará mediante la construcción y dotación de aulas escolares, el mejoramiento de viviendas, huertas escolares y comunitarias, asesoría jurídica y psicosocial, entre otras acciones. Estas intervenciones reflejan el concepto de seguridad humana para la construcción de una vida en condiciones de dignidad.

El desarrollo y ejecución de labores comenzará el próximo mes de julio y tendrá una vigencia de dos años. El proyecto se desarrollará coordinadamente con la Alcaldía Municipal de Soacha, la Gobernación de Cundinamarca, Acción Social y delegados de la comunidad con quienes se trabajará conjuntamente.

Las Agencias del sistema de las Naciones Unidas que participarán son: el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR), la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial/Panamericana de la Salud (OMS/OPS), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo para la Infancia (UNICEF); el Fondo de Desarrollo para la Mujer (UNIFEM), la Oficina contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Como es de conocimiento público, Soacha, es uno de los municipios con más número de receptores de población en situación de desplazamiento en Colombia y el mayor en el departamento de Cundinamarca, con más de 30 mil desplazados registrados.

Según el alcalde Ernesto Martínez, el desarrollo de este proyecto “es un paso fundamental para consolidar lo que es la cooperación internacional hacia la población más vulnerable del municipio. Si bien es cierto que hay ayudas que se vienen presentando desde hace alrededor de seis años, esta tiene una proyección mucho más grande porque está pensada a largo plazo, con políticas sostenibles que permitan mantener el proyecto en el tiempo, con la ventaja de tener los primeros aplicativos inmediatamente, en este caso en la comuna seis, con mejoras en las condiciones de salud, vivienda y productividad. Son ayudas que afianzan una estrategia mucho más sólida en la cooperación internacional en el municipio y que complementan las demás acciones que se desarrollan, tanto a nivel local, departamental y nacional.

Para el alcalde este proyecto obedece a un trabajo de año y medio de interlocución con las diferentes agencias de las Naciones Unidas. “Arranca cuando nos posesionamos y proponemos que se haga una mesa con todas las agencias de Naciones Unidas para optimizar las ayudas y el buen manejo de los recursos, y a partir de ese acuerdo comienza un proceso de diagnóstico, de conocimiento de la realidad y de un marco dentro del cual estratégicamente se iban a mover las próximas intervenciones. En este momento es la ayuda con más fondo que compromete a 8 agencias y que les permite a ellos pensar que el proyecto debe tener una continuidad en el tiempo; esperamos que esta sea la primera fase y que sigan llegando recursos significativos de carácter internacional”, puntualizó el mandatario de los soachunos.

Por su parte, María José Torres, de la oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios-OCHA, destacó la creación de una política pública con jóvenes y en temas como salud y empleo; «se desarrollarán intervenciones dirigidas a la seguridad humana en las zonas de ejecución, particularmente huertos saludables, aulas seguras, acceso a la salud en áreas remotas, una mejora en el accesso a los servicios de la población desplazada y mucho trabajo con los jóvenes a nivel de organización y planteamiento». Además dijo que la sostenibilidad del proyecto es un tema clave que debe incluirse en los planes de desarrollo de la gobernación y de la alcaldía, y que además es necesario que se incluyan recursos nacionales para su sostenibilidad.

Cabe mencionar que el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana (UNTFHS) financia proyectos que ejecutan las organizaciones del Sistema de las Naciones Unidas que tengan por objeto impulsar los aspectos prácticos del concepto de seguridad humana, priorizando la promoción de la integración multisectorial e interinstitucional en la comunidad beneficiada con la ejecución de los mismos.