En la comuna dos está latente el robo de contadores de agua

Desde hace dos meses en el Barrio La Amistad de la comuna dos se incrementó el robo de los contadores de agua, una problemática que afecta a gran parte de los habitantes del sector, y quienes solicitan colaboración por parte del acueducto y la policía, porque hasta el momento su clamor no ha sido atendido.


El costo de cada medidor es de 236.000 pesos y su financiación no pasa de seis meses para cubrir el pago total. Rigoberto Mejía, vecino de la Amistad, es uno de los afectados y hoy no cuenta con los recursos económicos para comprar el contador de nuevo.

Una de las medidas tomadas por los mismos propietarios en reuniones anteriores, fue realizar en cada vivienda un seguro en las tapas para evitar que los ladrones saquen fácilmente el contador.

“El robo se está haciendo a diario o día por medio, generalmente a partir de las tres de la mañana; se le avisa a la policía la hora de los robos y no han puesto atención”, indicó el presidente de la Junta de Acción Comunal, Luis Hernando Cruz.

Los barrios afectados por esta situación son La Amistad, Bochica y el Nogal, especialmente quienes residen por las carreras octava y novena. “La Empresa de Acueducto debería colocar rejillas de seguridad; muchos de nosotros tenemos esa precaución pero otros no, entonces sería bueno instalarlas encima de los contadores porque donde existen, eso sí ha evitado el robo de muchos”, explicó Rosmira Guio, presidenta de la Junta de Acción comunal del barrio Bochica.

Por otra parte, los habitantes solicitaron a la directora de transporte, Grecia Pérez, el permiso para hacer reductores de velocidad en la Cra 8°, entre calles 25 y 26, y en los alrededores del parque del barrio La Amistad, debido al exceso de velocidad con que pasan los vehículos.

“Nosotros como comunidad estamos de acuerdo en hacerlo, pero no podemos porque esto necesita de un permiso para poder ejecutar la instalación de los reductores de velocidad en el barrio. La solicitud se hizo desde el año 2009, pero no se ha atendido el caso y ante la falta de compromiso, se pasará un silencio administrativo con ‘Derecho de Petición’ para que se pueda ejecutar el proyecto”, concluyó Luis Hernando Cruz, presidente de la Junta del barrió La Amistad y Edil de la comuna dos de Soacha.