A pesar de que semanas atrás la comunidad del sector La Isla de Compartir alertó a las autoridades sobre la presunta invasión que se estaba haciendo en los predios de lo que se conoce como ‘Colina de Santa Ana’, estas no tomaron las medidas respectivas y como consecuencia ya hay en pie una vivienda en la que habitan aproximadamente cinco personas.


pp1-19.jpg

Cabe recordar que el sitio se ubica justo detrás de algunas de las casas de La Isla Compartir, y que en el lugar se pensaba construir un proyecto urbanístico, que aunque contaba con las correspondientes licencias y/o permisos por parte de la Secretaría de Planeación y la Curaduría Urbana, jamás fue construido. A cambio de esto, el terreno donde se pensaba hacer la construcción fue abandonado por sus propietarios, quedando a merced de los urbanizadores piratas que hoy ya tienen edificada una modesta vivienda de bloque y tejas de lata.

En su momento el Secretario de Planeación de Soacha, Arquitecto Orlando Ramírez, habló así sobre la denuncia de la comunidad de La Isla: “Vemos con preocupación que los propietarios de estos terrenos dejaron todo al olvido, con la obligación para el municipio de tener que cuidarles el predio. Por parte de la Secretaría de Planeación iniciamos los procesos pertinentes ante la Dirección de Apoyo a la Justicia y la Inspección de Policía, notificando sobre los lanzamientos de ocupación. Igualmente se notificó a los urbanizadores, que de forma inmediata y al conocer la situación, solicitaron a la Dirección de Apoyo a la Justicia el desalojo de sus terrenos. Cabe anotar que hemos estado al tanto de la ocupación para evitar que hayan más invasiones y más urbanizaciones ilegales”.

Sumado a lo anterior, Ramírez también había asegurado que dicho lote no contaba con ningún tipo de licencia, permiso o autorización para construir o vender predios, y aseguró que se procedería al desalojo de las viviendas, para ordenar la demolición de las construcciones. Sin embargo, al parecer nada de eso se cumplió:

“Se habló y se dijo, pero nadie prestó atención, y como consecuencia ya están construyendo casas en ese lugar. Ya no sabemos a qué autoridad acudir para que nos pongan atención, porque hemos ido ante los entes competentes, pero mientras que se hace algo, esas personas siguen construyendo allí. ¿Para dónde van a ir las aguas residuales?, ¿de dónde van a obtener los servicios? Nosotros denunciamos, pero los vecinos son los perjudicados, por lo tanto necesitamos que nos atiendan. Vale la pena mencionar que no hay nada que certifique que allí hay licencia para construir, pues ese terreno no es apto para eso. Incluso esas personas tenían una conexión ilegal de luz, pero Codensa les suspendió el servicio”, explicó Nancy Cruz, Presidenta de la JAC de La Isla Compartir.

“Ahí están haciendo viviendas piratas, las autoridades han hablado al respecto y nos dicen que no hay ninguna autorización para que se hagan casas allí, pero lo cierto es que no se han tomado medidas, y no se ha prestado la suficiente atención al caso, a fin de evitar que se construyan casas en ese sitio”, agregó José Reyes, habitante de La Isla Compartir.

“A estas personas les han dicho que no se puede construir ahí, pero ellos aseguran que tienen los papeles para certificar que ese lote es de ellos, algo que a nosotros no nos consta. Siempre vienen en la noche para levantar sus construcciones ilegales, porque saben que en el día uno se asoma y está atento, sin embargo es claro que ahí no se puede construir. Necesitamos colaboración de la Personería, el Inspector, la Secretaría de Planeación y la de Gobierno, porque nosotros somos los que nos vamos a ver perjudicados, puesto que allá no hay redes de servicios públicos ni ninguna otra condición apta.
Lo raro es que por acá no hemos visto a nadie que venga a verificar esta situación”, concluyó Saida Correa, vecina de La Isla Compartir.

La comunidad de La Isla Compartir hace una llamado de alerta para que se tomen acciones prontas a fin de evitar que el predio de Colina de Santa Ana se siga llenado de viviendas ilegales, buscando que en el futuro no se tenga que asumir la responsabilidad de acoger un nuevo barrio de invasión en Soacha, tal como ya ha pasado en reiteradas ocasiones, donde no ha habido una reacción inmediata y eficaz por parte de las autoridades.