Mateo Ríos Marín es un estudiante del Colegio Ricaurte sede España del municipio de Soacha, tiene 9 años y no le preocupa que a su alrededor y desde muy temprano hayan llegado artistas mucho más grandes que él, en edad y estatura. Su mirada, su atención y su discurso se centra en la obra de arte  que él mismo pudo consolidar tras meses de trabajo y esfuerzo.

Desde las 7 de la mañana Mateo recorre la galería. Sabe que la suya es una obra única, pero también disfruta del talento de otros artistas que han encontrado en los residuos que todos desechan en el día a día una nueva forma de contar historias.

Mateo asegura: “Mi obra se llama: Se Fue el Agua, y simplemente trata acerca de cómo nos puede hacer falta el agua en cualquier momento y cómo se vería un mundo sin ese vital liquido que no es inagotable y debemos cuidar.”

Mateo muestra su obra hecha con tornillos y varillas viejas

Esa primera premisa que arroja Mateo cuando se sienta a hablar con las personas que admiran su obra, la aprendió durante el programa de Eco manualidades de la CAR; allí además de poner al vuelo su imaginación y crear, le enseñaron sobre esos recursos naturales que él ha visto en la escuela, pero que siente que se les olvidó a los adultos.

“Para hacer la obra, usé tornillos, varillas y cosas que con mi vecino y mi mamá sabíamos que la gente iba a botar, lo que más me gusta es cómo se ven los tornillos saliendo del grifo como si fueran gotas de agua, pero no son agua, son tornillos viejos y oxidados, eso sería una pesadilla si pasara”.

La obra de Mateo, lejos de ser el resultado de juntar magistralmente unos cuantos materiales que encontraron en su casa y en su barrio, es un llamado a la reflexión. Su mamá lo acompaña y lo mira de lejos responder algunas preguntas y entrevistas. Admirada, pero sobre todo convencida que el mensaje que decidió dar su hijo puede seguir creciendo y quieren darlo más a conocer.

En las manos de este joven talento de 9 años, no paran los sueños; Mateo confiesa que aún tiene pendiente varias obras y logros para  hacer arte: “Quiero construir una rana en material de herraduras, quiero hacer un Puerco Espín con bicicletas dañadas y muchas otras cosas que aún sigo pensando”.

Por: Jessica Cepeda Villarraga