Los habitantes aseguran que la estructura del puente se encuentra en un avanzado estado de deterioro y que el motivo de su condición se debe al paso indebido de vehículos pesados. Dicen que si la administración no les ayuda a solucionar el inconveniente, se verán obligados a cerrar el paso.


El puente construido por la comunidad en el año 1975 se ubica entre las carreras cuarta y décima de la vía de entrada al sector de Florida Baja, los habitantes argumentan que el deterioro del puente se aceleró desde 2012 después de la implementación del sistema de transporte urbano en el barrio, aseguran no estar en desacuerdo con el transporte, pero reiteran que el puente no está en condiciones de soportar el constante paso de buses grandes, sumado al de las volquetas provenientes de las canteras.

La comunidad presentó un radicado en la alcaldía con el N° 35396 del 11 de agosto de 2014, dirigido a la secretaria de infraestructura Dora Vera. En el comunicado se solicitó el revestimiento del puente en una capa de concreto asfaltico, al cual respondieron que ese trámite debía realizarse mediante una licitación pública.

Elber Guerrero, líder comunal del sector, explicó en detalle lo necesario para la adaptación del puente y la situación tras la respuesta obtenida. “Lo único que se necesita para este puente es de dos a tres metros cúbicos de asfalto, sin embargo desde que pasamos la licitación, no nos han informado de alguna posible solución, todavía estamos a espera respuesta”.

La junta de acción comunal asegura que si no es posible la pronta adaptación del puente para el actual sistema de transporte implementado en el sector, se verá en la obligación de cerrar el puente indefinidamente, o hasta que les den alguna respuesta; dicen que como junta no cuentan con los recursos necesarios para llevar a cabo la restauración del paso, y que es de vital importancia el apoyo de la administración municipal.

Finalmente, Johana Pachón, describió el mal estado del puente y la falta de cultura ciudadana en el sector:

“Lamentablemente ni la comunidad, ni los conductores respetan el puente, es normal ver a diario montones de basura acumulados en las esquinas del mismo, teniendo en cuenta que es la entrada principal del barrio, da una percepción terrible de nuestros vecinos, además los conductores de vehículos pesados no tienen en cuenta que este puente no está hecho para ese tipo de carros, y cada vez son más los que pasan, degradando su estado y exponiéndonos a todos a un posible accidente”, argumentó.