Los residentes de este sector aseguran que a pesar del avance y mejoramiento en las vías de la comuna tres, aún cuentan con un alcantarillado deficiente que no aguanta la recepción de aguas lluvias y residuales provenientes del sector de Altos de Cazucá.


El alcantarillado con el que actualmente cuenta León XII segundo sector fue diseñado y construido por la misma comunidad hace aproximadamente treinta años, los habitantes del sector, especialmente los ubicados sobre la carrera octava, aseguran que el estado de deterioro de las tuberías de aguas residuales es demasiado avanzado.

La queja de la comunidad reside en que la firma contratista está realizando la adecuación del asfalto sin haber considerado el cambio de alcantarillado de aguas residuales, hecho que según los habitantes los estaría condenando a por lo menos 10 años más con el mismo problema. Argumentan que el material usado para el desagüe construido hace treinta años es tubería de gres, y desde su instalación no se ha realizado ningún tipo de mantenimiento, motivo por el cual hoy se encuentra totalmente deteriorado y colapsado.

Harley Cangrejo, habitante de la carrera octava, argumento:

“La obra inició hace más o menos cinco meses y los atrasos han sido constantes, aun así el trabajo sobre el asfalto ha progresado y parece adecuado. La obra se retrasó porque hubo un problema con el alcantarillado de aguas lluvias, pues este se hizo sin desembocadura; además se hicieron unos sumideros pero estos parecen un reposadero de agua porque al parecer no tienen salida por ningún lado”.

Tras el fuerte inconveniente, los líderes comunales del sector se dirigieron a la secretaría de infraestructura, mediante un derecho de petición en el que exponían la situación del alcantarillado y sus consecuencias; en el comunicado se pidió que el municipio le exigiera a la empresa contratista el cambio del alcantarillado para brindar a la comunidad condiciones dignas en materia de saneamiento básico.

Por su parte, la respuesta dada por la secretaría de infraestructura, especifica: “La supervisión técnica autoriza tan solo la intervención y reposición de la estructura de pavimento existente (…) debido a que el alcantarillado pluvial de la carrera octava conecta con el de la novena, y este no puede ser conectado directamente al humedal Tierra Blanca, porque este se encuentra colmatado”.

Según Francisco Acero, Edil de la comuna 3, lo ideal sería buscar soluciones definitivas para todo el sector: “Necesitamos que se hagan con urgencia estudios y diseños macro de la estructura del alcantarillado definitivo para todo el barrio, ya que el actual no es digno para la recepción de aguas lluvias”.

Por otro lado, las obras realizadas sobre la carrera octava, en relación a la intervención del suelo, ya están en su etapa final. Los habitantes de la vía aseguran que a pesar del inconveniente del alcantarillado se sienten satisfechos, pues han observado el grosor de las tres capas de asfalto puestas sobre la vía, cada una de más de 7 cm, y por ende tienen una expectativa de garantía de calidad y duración.