Al grupo de guardas de seguridad que trabajaba en las diferentes entidades de la Alcaldía de Soacha se les canceló el contrato. Todos quedaron sin empleo y ahora deben esperar a que les paguen  liquidación y cesantías.

Los guardas que  prestaban  su servicio a entidades  del municipio como Alcaldía, Secretarías de Hacienda, Salud y Gobierno, Sisben, Casa de la Justicia, entre otras, ya no están. Ellos pertenecían a la empresa Anubis, pero la actual  administración no la tuvo en cuenta en el nuevo contrato de seguridad.  

“Nos dicen que las empresas que licitaron son Nápoles, Cooviser, Águilas de Oro y Cosmos, pero vienen con su propio personal, lo que indica que nosotros estamos por fuera”, dijo uno de los guardas despedido.

  También afirman que Anubis ya les informó que  deben entregar la dotación y el carnet para agilizar el  empalme con las otras entidades. “Nos hemos puesto en contacto con las empresas que licitaron y nos dicen que  si no aparecemos en lista que  envió la Alcaldía, no nos contratan.  Queremos saber ¿qué  pasó?”, se pregunta el guarda.

Otro de los vigilantes despedidos, don Luis López, culpó al alcalde Juan Carlos Saldarriaga de lo sucedido: 

“Él está diciendo  en los  medios que va abrir 500 empleos para le gente de Soacha, pero a nosotros nos está sacando, entonces está jugando con las dos caras de la moneda señor alcalde. Lo que necesitamos es que nos integre a las cuatro empresas nuevas, nosotros somos unos 50 vigilantes, requerimos que nos reubique y no nos sigan engañando más”, añadió.

Dicen los perjudicados que dentro de los guardas despedidos hay mujeres cabeza de familia, con hijos y a muchos les falta poco para pensionarse.

Tenemos hambre y más en este época, usted no nos puede dejar en la calle señor alcalde, hay  personas que tenemos 60 años, algunos ya casi pensionados, y aun así  nos saca. Ahorita ¿quién nos va a dar empleo? Unos llevamos 10, 15  y hasta 20 años trabajando y nunca hemos tenido un problema;  es una tomadera de pelo, nos entregan las prendas y luego nos las quitan, mandan a trabajar a la gente y al otro día la sacan, esa no es la forma de tratar a la gente de Soacha, merecemos respeto”, replicó don Luis.

Lo cierto es que por ahora los casi 50 guardas que venían trabajando en las diferentes entidades de la Alcaldía están por fuera, sin trabajo, enfrentando una pandemia en medio de la incertidumbre, el hambre y el desespero. Dicen ellos que ahora deben esperar casi 15 días para retirar sus cesantías y más de 20 para que les den la liquidación. 

Por Ricardo G