La carrera novena, que en la actualidad es la entrada principal al sector de Compartir por la autopista sur y que desde hace varios años es inundada por el humedal Tierra Blanca, está siendo intervenida por la Secretaría de Infraestructura del Municipio. Sin embargo preocupa que las lluvias no dejen avanzar la obra que se extiende desde la calle 12 sur hasta la 13B.


La que es una de las vías más importantes para los habitantes de la Comuna uno, ya que es la entrada principal a Compartir desde la Autopista Sur, era reconocida por los habitantes del sector por ser descrita como la pesadilla o dolor de cabeza de los conductores, justo entre la Calle 12 y la 13B Sur, donde los dueños de los vehículos temían pasar debido a los imponentes huecos que en tiempo de invierno se convertían en una terrible trampa al ser ocultados por los más de 60 centímetros de agua que los cubrían la mayor parte del tiempo.

Gilberto Giraldo, dueño de un vehículo residente en Compartir, describió el viacrucis que constantemente debía soportar para poder ingresar a su barrio y sectores colindantes.

“Los dueños de carros pequeños eran posiblemente los más perjudicados, ya que cuando estaba inundado se atascaban en los impresionantes huecos que eran cubiertos por el agua y para colmo de males, el agua fácilmente superaba la altura de las ranuras de las puertas, por lo que el vital líquido ingresaba a los carros. Como usuario del transporte público vi en dos ocasiones que el conductor se atascó y se vieron obligados a bajar a las personas en el charco, el cual superaba la altura de las rodillas para poder sacar el bus”, relató detalladamente.

Pese a ser los conductores descritos como los más perjudicados, el martirio de los habitantes del barrio La Laguna parecía no cesar, puesto que las constantes inundaciones, derivadas desde la Carrera 9, obligó a algunos a inventar muros en las puertas de sus casas para evitar que el agua ingrese a las mismas.

Jorge Hernández, vecino de la Carrera 9 y del Humedal Tierra Blanca, aseguró que el deterioro de su hogar se debe únicamente a las constantes inundaciones.

“Generalmente el agua entra a la casa y supera los setenta centímetros de altura, he perdido todo lo que respecta a muebles, enceres y electrodomésticos de la casa. Para prevenir o mitigar un poco el problema que el agua me estaba generando, tuve que edificar un muro en la puerta para que el agua no pasara, si bien no fue la solución definitiva me ha sido muy útil. La experiencia de mis vecinos no ha sido diferente, todos nos hemos visto bastante perjudicados”, manifestó.

Cabe destacar que el inicio de todos los inconvenientes que ha tenido la comunidad es que la Carrera 9 atraviesa el humedal, dividiéndolo en dos, razón por la que el mismo busca su ronda natural e inunda la vía como si fuese parte del mismo. Conjuntamente las casas más perjudicadas están edificadas a escasos metros del afluente, siendo la principal causa de los constante inconvenientes que han dañado el patrimonio de las familias.

Después de por lo menos diez años y el sinnúmero de problemas que generó el tramo, en el mes de febrero con la intervención de la empresa contratista BARUC, la Secretaría de Infraestructura, en cabeza del Ingeniero Ernesto García, dio comienzo a las obras de adaptación del tramo comprendido entre las Calles 12 y 13B Sur.

“Hemos estado realizando las visitas correspondientes a la obra para observar el progreso de la misma, al tiempo que dejamos algunas recomendaciones a los ingenieros y trabajadores para que esta beneficie a la comunidad en la mayor medida posible. La idea es construir una especie de puente y elevar el nivel de la vía, respetando el paso del agua por debajo de la obra para que no vuelva a inundarse”, puntualizó García.

Pese a que la comunidad reconoce que es una obra necesaria, también ha manifestado su preocupación frente al tiempo de duración de la misma, ya que los habitantes argumentan que la firma contratista también estaba a cargo de la rehabilitación de la Calle 14 y hasta el momento no se ha entregado la vía porque algunos detalles de espacio público no se han concluido.