En estado crítico se encuentran las vías y alcantarillado del barrio Julio Rincón primero y segundo sector, los habitantes denuncian que tras varios intentos de gestión dirigidos a la administración municipal, no se ha manifestado acción alguna para mejorar el aspecto del sector.


En 1994 Julio Rincón se convirtió en el primer barrio en ser legalizado de la comuna cuatro en Soacha, a pesar de esto la infraestructura y aspecto de las vías no ha dejado de ser el mismo de aquella época, desde entonces han sido varios los intentos de los integrantes de la Junta de Acción Comunal para gestionar el mejoramiento del sector.
El grave estado de las vías tiene preocupada a la comunidad de este barrio que se divide en dos sectores, así lo explicó Carmen Aragón, habitante del barrio:

“El estado de las vías principales dificulta el acceso al barrio, además son utilizadas para el transporte de carga pesada, a diario se ven pasar camiones y vehículos pesados que empeoran el estado de las carreteras, esto afecta profundamente el aspecto del barrio y nuestra calidad de vida porque en verano hay mucho polvo y en invierno barro”.

Aunque la gestión viene de Juntas anteriores, la actual presentó una carta a la administración municipal en enero del año 2013, en dicho documento se solicitó la maquinaria necesaria para el perfilado y mejoramiento de las vías, sin embargo, a pesar de haber pasado esta solicitud hace dos años, no se ha manifestado acción alguna en pro del mejoramiento de las vías.

Son varias las respuestas que se han entregado por parte de la administración municipal explicando las causas por las cuales no se ha podido efectuar ninguna acción, algunos de los motivos son: falta de presupuesto, indisponibilidad de las máquinas necesarias, dificultades para trabajar en época de invierno y cronogramas en donde ya la maquinaria se encontraba comprometida en otros sectores del municipio.

“Es necesario arreglar la carrera décima, pues es una vía de alto tráfico y vehículos pesados, los cuales deterioran con gran facilidad su estado, cabe resaltar que la décima es de vital importancia ya que cuando se encuentra represada la autopista los vehículos la usan como vía de despeje hacia Bogotá”, sostuvo Jesús María Ruiz, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio.

Sumado al deteriorado estado de las vías los habitantes denuncian que a pesar de pagar servicio de alcantarillado no cuentan con un sistema de alcantarillado bien estructurado, pues el actual fue autoconstruido con los recursos de los pobladores hace aproximadamente 35 años, desde entonces no ha habido ningún tipo de intervención en el sistema.

Es por esto que la comunidad pide la debida instalación de un sistema de alcantarillado oficial y estructurado que abarque la totalidad del barrio, es decir Julio Rincón primer y segundo sector.

“Nuestro alcantarillado esta construido de manera superficial, además su estado es preocupante, son varias las reparaciones que nosotros mismos hemos hecho para que siga siendo de utilidad, sin embargo son varias las calles en las que se ve bajar el agua sobre el suelo, este hecho también influye en el deterioro de las vías, pues al no estar dispuestas para la recepción de aguas, debido a la humedad que qeuda, empieza a crecer maleza sobre ellas, haciéndolas inutilizables”, agregó el presidente de la Junta de Acción Comunal.

Para finalizar la comunidad denuncia que hasta el momento ni siquiera se ha adelantado ningún tipo de estudios del terreno para determinar a profundidad qué tan grave es el estado de las vías y cuál debería ser el debido procedimiento para al fin conseguir el mejoramiento de las mismas.