En el conjunto habitacional Sabana Ciprés, ubicado en la comuna 6 del municipio de Soacha, el problema de basuras y escombros es cada vez más complicado. Los malos olores y los roedores son algunos de los problemas que más afectan a la comunidad.


Los habitantes del conjunto residencial Sabana Ciprés se quejan frecuentemente de las basuras y escombros que son arrojados diariamente en los alrededores del lugar. El paisaje es desolador, desde el comienzo del lote donde próximamente se construirán las etapas 3, 4, 5 y 6 del conjunto hasta la entrada de las etapas 1 y 2, puede verse todo tipo de escombros y basuras, y en ocasiones se queman neumáticos y las mismas basuras.

Uno de los mayores problemas son los olores nauseabundos que se desprenden de esos desechos. En ocasiones el olor es tan fuerte que los transeúntes deben cubrirse y pasar rápidamente. Otro gran inconveniente que se presenta es la cantidad de plagas como ratas, ratones y cucarachas que se ven en el lugar y que son atraídas por los desechos como residuos de alimentos y basuras domésticas.

La señora Patricia Suárez, presidenta del consejo del conjunto, comentó: “Nos vemos seriamente afectados sobre todo las personas que tenemos hijos, pues los malos olores y los roedores que se evidencian en el lugar son foco de enfermedades, esa contaminación en el ambiente y tan cerca de nuestros hogares podría causar enfermedades graves en los menores, pues ellos son los más propensos a todo esto”.

Suárez además comentó que se ha tratado el tema con la alcaldía del municipio, planeación y también se ha llamado varias veces a Aseo Internacional y manifiesta que estas entidades han hecho muy bien su labor enviando volquetas y limpiando, pero el problema radica en que los habitantes de los barrios circunvecinos, sobre todo Galicia, no tienen sentido de pertenencia ni conciencia ambiental porque son ellos los que diariamente arrojan sus escombros y basuras en los andenes y potreros pertenecientes al conjunto.

Los habitantes sugieren que una de las formas de hacerle frente a esta problemática es hacer campañas con la comunidad en donde se explique la importancia de mantener estos lugares limpios y libres de todo tipo de desechos que no solo contaminan el ambiente sino que también afecta la salud de los habitantes cercanos.

En el lugar puede verse un aviso que se advierte del “comparendo ambiental” al arrojar basuras. Sin embargo, los inescrupulosos hacen caso omiso de lo que allí se estipula y según la comunidad nunca se ha aplicado una multa a nadie.

La señora Elizabeth Navarro, habitante del conjunto comentó: “El riesgo bilógico que representa para nosotros como habitantes es alto porque incluso yo he visto desechos como jeringas usadas, medicamentos y todo ese tipo de elementos que deben tener un tratamiento especial, los más propensos son los menores de 5 años que no tienen todas sus vacunas y por ende sus defensas no son tan altas; también los habitantes de la tercera edad porque han sufrido problemas respiratorios, pues a mi parecer el mayor peligro está en la contaminación del aire por lo menos en las cercanías del conjunto”.

La comunidad afectada espera que se pueda de manera radical dar solución a esta problemática, pues es algo que se viene presentando desde la entrega del conjunto hace tres años.

Sebastián Olarte