La vacuna «antipegánica» se aplica en estudiantes de primeras edades para crear conciencia de buen trato con sus compañeros y amigos.


¿Conocía usted una vacuna llamada “Antipegánica”?. Numerosas dosis de esta inmunización fueron compartidas en varias instituciones educativas por parte del equipo de apoyo psicosocial de Sibaté. La estrategia consiste en una vacuna emocional que erradica la violencia y las malas conductas entre los más jóvenes, buscando liberarlos de cualquier forma de maltrato que reemplace los gritos, insultos y golpes, por el diálogo y el respeto.

El trabajo con las inmunizaciones no es nuevo. El equipo de apoyo psicosocial viene desarrollando desde hace varios días la estrategia denominada Vacunación Emocional. A través de la vacuna “Antipegánica” los estudiantes quedan libres del mal de “maltrato”, “violencia”, “insultos” y hasta “irrespeto”.

Este tipo de jornadas se han realizado en diferentes instituciones educativas y busca principalmente erradicar los malos comportamientos, por eso se realiza con estudiantes de primeras edades para crear conciencia de buen trato con sus compañeros y amigos, y para que lo repliquen en sus hogares.

Dentro de la jornada de vacunación emocional las profesionales realizan diferentes actividades lúdicas y recreativas para motivar a los estudiantes.

El mensaje que quieren entregar las profesionales del grupo de apoyo psicosocial a la comunidad, es que a través de estas jornadas la población encamine sus comportamientos hacia el buen trato y la erradicación de todo tipo de violencia tanto en los colegios como en los hogares.