Sin importar si el resultado de la pelea es la imputación de una de las extremidades del animal o si el peligroso ‘espectáculo’ se hace en presencia de niños, familias irresponsables de las comunas dos, tres y cinco vienen impulsando esta peligrosa práctica que promueve desde todo punto de vista el maltrato animal.


Comuna-cuatro-soacha

Comuna-cuatro-soacha

Según la Junta Defensora de Animales del municipio de Soacha, las peleas clandestinas de perros son más frecuentes de lo que la gente piensa. “Se están presentando jueves, viernes y fines de semana, hay apuestas de estas personas irresponsables que oscilan entre 200 mil y un millón de pesos, y están utilizando animales Pitbull donde prácticamente les amputan lo que son las orejas y la cola. Eso normalmente se hace en horas nocturnas y en lugares apartados de la comunidad, en parques o sitios solitarios”, explicó Nicolás Ussa, Médico Veterinario de la JDA.

Lo peor del caso es que los dueños de estos animales son por lo general menores de edad, jóvenes entre 15 y 17 años que no tienen conciencia del respeto a esta especie, con el agravante que los padres hacen caso omiso a la situación. “Lo que pasa es que la utilización de estos animales se ve experimentada por los menores y los padres muchas veces no saben para dónde se van con los animales, entonces la irresponsabilidad de ellos ha llegado a que se presente este tipo de actividades ilícitas y prácticamente las están convirtiendo en un acto familiar en donde a las peleas clandestinas asisten bebés, personas simplemente para ver el acto de crueldad animal”, replicó el Médico Veterinario.

Recientemente y debido a quejas de la comunidad, las autoridades municipales (Inspección, Policía ambiental, Secretaría de Salud y Junta Defensora de Animales) decomisaron diez perros y sus propietarios fueron remitidos a la Inspección de la comuna por permitir y protagonizar peleas clandestinas.

“A dos de sus propietarios que se encontraban con los animales peleando se les impuso una sanción de cinco fines de semana de trabajo comunitario y los requerimientos de ley como tal, la compra de póliza de responsabilidad civil extracontractual, el porte del carnet de vacunas, collares y bozales. Esto fue gracias a una denuncia que hicieron algunos habitantes del sector, entonces invitamos a toda la comunidad a que denuncie el maltrato porque esto es crueldad animal. La idea es que por medio de la JDA logremos erradicar este problema aquí de la jurisdicción de Soacha”, indicó Ussa.

Sin embargo lo que preocupa es que si bien es cierto la norma estipula sanciones, en Soacha falta mano fuerte para controlar estas peleas clandestinas.

La normatividad existente para los perros potencialmente peligrosos dice que cuando se encuentran animales en pelea, la multa oscila entre 20 salarios mínimos legales mensuales vigentes y se le practica la eutanasia inmediatamente al animal. “Lo que estamos buscando es que todas las personas que sean sancionadas cumplan y que por medio de las inspecciones y la misma alcaldía se expidan los actos administrativos para las respectivas sanciones, porque la gente debe saber que este tipo de actos están totalmente prohibidos en Soacha, al igual que la utilización de animales vivos para experimentación en los colegios públicos y privados, y la presencia de animales en espectáculos públicos como el tema de los circo”, agregó el médico de la JDA.

Invitó a la gente a denunciar y advirtió que en los próximos operativos se hará presencia con Bienestar Familiar para que los menores puedan ser sancionados con sus respectivos padres.