Humberto Narváez Bolaños, alias El Tío, fue capturado en las últimas horas en el municipio de Soacha luego de una operación simultánea realizada por las autoridades. Con él, también fueron detenidos Héctor Rivera Agudelo, alias Morocho, y Michael James Valencia Castillo, todos señalados de sembrar terror en la ciudad de Neiva.


Los tres capturados presentan un perfil delincuencial amplio y son señalados de ser los autores intelectuales y materiales de ocho de los atentados contra propietarios de negocios en Neiva, víctimas de la extorsión el año inmediatamente anterior.

Michael James Valencia está vinculado a más de 8 atentados extorsivos en Neiva y es hermano de Salomón Valencia Astudillo, quien fue capturado el 3 de agosto del 2013, acusado de ser el responsable de haber puesto el petardo que estalló en un vehículo recolector de basuras de la empresa Ciudad Limpia, la noche del 21 de junio del 2013 en el barrio Las Acacias II de la capital del Huila, y quien actualmente se encuentra en la cárcel. Salomón es señalado por la Policía de ser cabecilla de la banda Los Tapas, que sembraba el terror en el barrio Los Alpes, el mismo donde fue capturado. Entre su prontuario delictivo aparece como autor del hurto a mano armada a una compraventa, el 4 de enero del mismo año, cuyo monto asciende a los casi 15 millones de pesos en joyas. Además era investigado por otros delitos como homicidio, tentativa de homicidio y lesiones personales.

Largas investigaciones y trabajo de inteligencia de la Policía Nacional, con el apoyo de la Fiscalía 41 especializada, lograron la captura de Michael James Valencia Astudillo, de 25 años de edad, alias Tapa. El sujeto es señalado de tener vínculos con las milicias de las FARC y deberá responder ante la justicia por los delitos de terrorismo, rebelión, extorsión, concierto para delinquir con fines terroristas y tráfico de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas.

Alías El Tío fue capturado en Soacha (Cundinamarca), hasta donde fue rastreado por unidades de la Seccional de Investigación Criminal de Neiva para materializar la orden judicial. Mientras tanto, la captura de alias Morocho se dio en el barrio Timanco de Neiva.

Según información oficial, alias El Tío era el cabecilla principal de las milicias de las FARC y el encargado del reclutamiento de integrantes de bandas delincuenciales y de ordenar la ejecución de atentados terroristas contra el comercio de la ciudad de Neiva, en retaliación al no pago de exigencias extorsivas. Recibió órdenes directas de alias Fabián, jefe de finanzas de la segunda columna Ayíber González de la columna móvil Teófilo Forero.

Los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades solicitantes, quienes los cobijaron con medida de aseguramiento intramural. Todos deberán responder ante la justicia por los delitos de terrorismo, rebelión, extorsión, concierto para delinquir con fines terroristas y tráfico de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas.

Fuente: diariodelhuila.com