Cuatro hombres se hacían pasar por policías con el fin de cometer sus actos delictivos. Fueron capturados momentos después de hurtar una tractomula que tenía soya a su interior, además dejaron a su conductor abandonado.


Luego de enterarse de un asalto en un supuesto retén de la Policía se inició un operativo por parte de efectivos de Tránsito y Transporte de la Policía de Cundinamarca, pues fue hurtada una tractomula cargada con más de cien bultos de soya. Mario Vásquez, propietario del vehículo fue interceptado por cuatro hombres que se hicieron pasar por policías, quienes posteriormente lo despojaron del vehículo. El hecho se registró en la altura de Soacha en la carretera que conduce hacia Fusagasugá.

El vehículo fue encontrado en Keneddy y fue avalado en cerca de doscientos cincuenta millones de pesos. El cargamento tenía un valor aproximado de ochenta millones y fue encontrado en Fontibón.

Los capturados fueron cuatro hombres, quienes además de hacerse pasar por policías, se dedicaban a la piratería terrestre y utilizaban diferentes vías de Cundinamarca para realizar sus acciones principales que eran el hurto de vehículos y mercancías. Para proceder utilizaban armas de fuego y sustancias psicoactivas que dejaban a sus víctimas en estado de inconsciencia con el fin de retardar así el tiempo de denuncia y ocultamiento de los elementos robados.

Los capturados fueron puestos a disposición de autoridades y tendrán que responder por los delitos de receptación, hurto calificado y agravado, concierto para delinquir, porte ilegal de armas y suplantación de autoridad.