Aunque sin precisar, padres de familia denunciaron el posible cierre de algunas instituciones educativas que no superaron el percentil debido a que se sostenían con estudiantes de convenio. Sin embargo la decisión del Ministerio de Educación también afectó a estudiantes y padres de familia.


Luego de que el Ministerio de Educación publicó la lista de colegios que en 2016 no pueden contratar con el Estado debido a los bajos resultados en las pruebas Saber y su posterior calificación traducida en el percentil, muchas instituciones educativas entraron en crisis porque de inmediato los estudiantes con matrícula oficial fueron retirados o trasladados.

La medida afectó también a los padres de familia debido a que a muchos les tocó trasladar a sus hijos, y a otros retirarlos por falta de recursos para pagar matrícula y pensión.

Padres de familia aseguraron que el detrimento de la calidad educativa en varias instituciones educativas privadas que tenían convenio con el Estado para recibir estudiantes, llevó al cierre de algunas, ya que se sostenían con los ingresos obtenidos a través del convenio; en otros casos imposibilitó la facilidad de acceder a la educación privada a niños y jóvenes que hacían parte del acuerdo celebrado entre los colegios y el Estado.

Debido a la situación que se presentó con fuerza en Soacha, decenas de padres de familia manifestaron su preocupación ante la Secretaría de Educación, especialmente durante la etapa de matrícula ordinaria en las instituciones educativas del municipio. Después de tres meses de haber empezado el primer trimestre escolar, algunos de estos estudiantes continúan sin poder definir su futuro escolar.

“Mi hijo hacía parte de un convenio entre el Estado y una institución educativa privada, pero una vez este fue cancelado por la valoración de la institución, no pude volver a matricularlo ahí a pesar de llevar varios años estudiando en el mismo colegio. Con muchísima dificultad pude conseguir cupo en un colegio oficial, no obstante, son demasiados los casos de padres que conozco que aún no han podido resolver la escolaridad de sus hijos”, manifestó Miriam Rojas, residente de la comuna uno.

Secretario de Educación responde

Abel Suárez, secretario de educación del municipio, respondió a las preocupaciones de los padres y aseguró que hasta el momento el déficit escolar se ha subsanado y las etapas de inscripción de cupos escolares se han cumplido y se siguen cumpliendo a rigor.

“En la primera etapa del proceso de matrícula y en la matrícula oficial dimos cobertura total a las instituciones educativas. En la segunda, que se enfocó en los estudiantes por convenio, aquellos colegios que superaron el percentil propuesto por el gobierno pudieron mantener la continuidad de sus alumnos, y otras que no sostenían el convenio y que también superaron la meta trazada por el Estado, pudieron ofrecer cupos a través de convenios a estudiantes que venían manejando su proceso en otros sitios. El total de las nuevas instituciones con convenio es de 39”, explicó el funcionario.

Los niños y jóvenes que lograron obtener cupos en las instituciones que obtuvieron recientemente convenio con el Ministerio de Educación, fueron priorizados en el denominado subsidio a la demanda; en cumplimiento de esta propuesta, ahora se encuentran en las aulas de clase. Sin embargo aquellos que no alcanzaron a quedar priorizados, su proceso de inscripción se tuvo que reñir a la búsqueda de colegios oficiales.

“Aquellos alumnos que no quedaron priorizados fue porque los padres no siguieron el debido procedimiento propuesto por el Ministerio de Educación, por lo tanto no alcanzaron a quedar en las instituciones oficiales porque ya están al máximo. A estos estudiantes los ubicamos en una lista de espera que estamos viabilizando y que está dando resultados para ubicarlos en las instituciones educativas privadas que alcanzaron el percentil para contratar con el Ministerio”, explicó.

De acuerdo a lo señalado por el secretario de educación, en las instituciones educativas oficiales está cubierta la necesidad educativa total, y en cuanto a la población estudiantil de Soacha, el funcionario estima que se está cubriendo el 98% por ciento de la demanda de cupos escolares.