La Dirección Regional Soacha de la CAR impuso medida preventiva en flagrancia a un predio ubicado en la Ciudadela Sucre, sector San Rafael, dedicado al secado de arena y que generaba emisiones atmosféricas sin permiso previo de la entidad.


La actividad ilegal generaba dos tipos de emisiones atmosféricas: una, gases contaminantes a la capa de ozono por secado y combustión en la utilización del aceite usado; y la otra, emisiones por fugas o escapes a la atmósfera procedentes de los equipos utilizados, que además traspasa los predios aledaños. Los dueños de estos últimos indicaron que los presuntos infractores no contaban con los mecanismos de control adecuados para que las emisiones no trasciendan sus propios límites.

Lo normatividad ambiental establece que todas las actividades que utilicen aceites de desecho como combustible (único o mezclado) requerirán permiso de emisión atmosférica otorgada por la Autoridad Ambiental, en este caso la Corporación Autónoma Regional CAR.

La medida preventiva tendrá vigencia hasta tanto no se cuente con el permiso de emisiones atmosféricas, que se otorgará solo si se cumple con los requisitos necesarios entre los que está un sistema de control adecuado que impida el paso de emisiones fugitivas de sustancias contaminantes fuera del predio.