La afirmación la hizo Sonia Vargas, coordinadora del Centro Regional de Víctimas ubicado en el municipio. Sostuvo que diariamente llegan a declarar un promedio de dos familias y que las regiones que marcan la procedencia de estas personas son el departamento del Tolima y la región pacífica, especialmente Buenaventura.


El centro regional lleva seis meses funcionando en el municipio, allí se presta atención integral a población víctima del conflicto armado asentada en la región del Tequendama, aunque se termina atendiendo a personas de todo el departamento.

Dentro de los servicios y actividades que el centro realiza para atender a la población víctima, el pasado domingo se realizó la primera jornada de desarrollo comunitario en coordinación con la gobernación de Cundinamarca, la cual fue enfocada a la atención médica.

“Allí prestamos los servicios de medicina general, cardiología, odontología y neurología para la población víctima del conflicto. A la vez se comenzó el proceso de afiliación o traslado de EPS y se brindó atención psicológica y jurídica, manicure, peluquería y otras actividades lúdico-pedagógicas”, sostuvo Sonia Vargas.

La actividad fue apoyada por la PM 13, la Policía, la Dirección de Atención Integral a las Víctimas de la gobernación, Ideportes, la secretaría de salud municipal y la Secretaría de Desarrollo Social.

Así habló Sonia Vargas en Periodismo Público radio: