Las más reciente encuesta de movilidad realizada por la Secretaría Distrital de Movilidad, que será divulgada el próximo 28 de diciembre, asegura que en el último cuatrienio el uso de la moto se duplicó en Bogotá, Soacha y 16 municipios más del departamento de Cundinamarca.


La encuesta revela que las personas que más motos compran pertenecen a los estratos 1, 2 y 3, y que en Bogotá los viajes pasaron de 343.505 en 2011, a 699.277 en 2015.

En el 2011, del total de viajes que hicieron los encuestados, el 2 por ciento fue en motocicletas y hoy es del 4,8 por ciento, un alza de casi 3 puntos, dice la encuesta aplicada en 28.212 hogares de Bogotá, Soacha y 16 municipios del departamento.

Cifras de la Secretaría de Movilidad revelan que en la última década, el parque automotor pasó de 40.000 motos a 400.000, es decir, un incrementó del 1.000 %.

Si bien es cierto el uso de la moto se ha convertido en una alternativa para el desplazamiento de las personas, la elevada tendencia preocupa a las autoridades, pues cada día mueren en Bogotá 19 motociclistas en accidentes de tránsito. Esto exige un fortalecimiento en las políticas de seguridad y educación vial. Solo en los 8 primeros días de diciembre se presentaron 119 accidentes de motos que dejaron sin vida a 8 personas y heridas a 88.

La encuesta revela una tendencia extraña: pese a que hoy Bogotá tiene 530.000 hogares más que en el 2011, el número de viajes de más de 15 minutos se redujo: se pasó de 17’611.061 viajes diarios a 17’102.270.

Esta tendencia, según la secretaria de Movilidad, se podría dar por el incremento en el teletrabajo, lo que hace que la gente ya no tenga que salir de casa para laborar. También está ligado al uso de las tecnologías. Ahora no se acude al banco (físico), las transacciones e incluso los domicilios se realizan por internet.

Además se relaciona con cómo está construida la ciudad, explicó García. “Se hacen conjuntos de viviendas donde no tienen supermercados, panaderías, salones de belleza o servicios cercanos, entonces optan por quedarse en la casa y pedir domicilio”.

Sobre la distribución horaria de los viajes entre los encuestados, se estableció que la mayoría se concentran en las horas de la mañana, entre 5 y 8 a. m.: en esas tres horas se realizan 1’951.871 viajes.

También se reveló que la localidad de Usme es la que concentra mayor tasa de viajes por hogar, con 6,95, mientras que Antonio Nariño es la de menor tasa, con 4,68 viajes. Sin embargo, la tendencia cambia cuando se mide el promedio de viajes diarios por persona: en Mártires, donde la cifra es la más alta, es de 2,48, mientras que en Chapinero (la menor) es de 2,70.

Un aspecto positivo de la encuesta es el aumento del uso de la bicicleta. Cerca de dos puntos porcentuales con relación a la medición anterior en Bogotá y en la región creció el uso de este tipo de vehículos, al pasar del 3 al 4,6 por ciento.

La encuesta señala que este medio de transporte lo utilizan en su mayoría personas entre los 25 y 34 años. La tasa de viajes es mayor entre los hombres, en un 77,1 %, mientras que en mujeres es del 22,9. Según la Secretaría de Movilidad, en un día promedio se realizan en Bogotá alrededor de 750.000 viajes en bicis.

Algo que podría justificar este aumento en los viajes es que, según Fenalco Bogotá, sí se ha incrementado la venta debido a los programas del Distrito en que la cicla es protagonista. “Muchas de las bicicletas que hoy se venden en la ciudad son plegables, y esto facilita su transporte a las oficinas y sitios de trabajo”, señala Fenalco.

“Bogotá es un ícono mundial por la promoción del uso de la bici como modo de transporte alternativo, y hay que seguirle apostando”, concluyó la Secretaría de Movilidad del Distrito, María Constanza García.

Apoyo: eltiempo.com